De hecho, un ejemplo que ilustra esto es que Citigroup ha perdido 69 millones de clientes en nueve años, según datos recopilados por Bloomberg, en un reportaje en el que menciona el fin de los imperios como el adiós de una era. No en vano, en 2007 Citigroup tenía un negocio minorista global que se extendía desde Tokio a Tegucigalpa pasando, por supuesto, por Nueva York. Su división de banca de consumo estaba presente en 50 países, cubriendo la mitad de la superficie del planeta y con 268 millones de clientes, para los que tenía una plantilla de 374.000 empleados.
Lea también: Deutsche Bank, el banco más peligroso del mundo para el sistema financiero global
Los bancos piensan que proveer un producto para cada cliente en cada país era algo erróneo. Por lo que están soltando activos, y es algo que no está cerca de terminar
Sin embargo, nueve años y una crisis internacional después, surgida desde las entrañas del negocio bancario estadounidense, Citigroup tiene 69 millones de clientes y 154.000 empleados menos, hasta las cifras de 199 millones y 220.000 trabajadores respectivamente. "Los bancos piensan que proveer un producto para cada cliente en cada país era algo erróneo. Por lo que están soltando activos, y es algo que no está cerca de terminar", opina Vikram Pandit, quien dirigió Citigroup entre 2007 y 2012, en declaraciones a Bloomberg.
EL "BANCO LOCAL" DEL MUNDO
La evolución es similar para HSBC, otro gigante que ha experimentado un descenso incluso mayor en la cartera de clientes desde 2007 hasta la actualidad, al pasar de 125 millones en su división retail o minorista, hasta los 45 millones al cierre del pasado año, según datos de Bloomberg. Un descenso de 80 millones de clientes que ha venido acompañado de una caída en el montante de empleos desde 330.000 hasta 254.000.
HSBC se anunciaba antes de la crisis subprime como "el banco local del mundo", pero ahora ya no está presente en gran parte de los países en los que sí estaba en 2007. Chile, Colombia, Japón, Kuwait o Tailandia son algunos de los 24 países de los que ha salido durante estos años, y que se unen a otros 10 en los que está en proceso de abandonar. Es decir, pronto habrá pasado de operar en 60 países a hacerlo en 26. Y no sólo es un proceso regional, ya que también ha cerrado sucursales en países importantes para su negocio como Estados Unidos o Reino Unido, donde ha dejado de ofrecer servicios en 500 y 1.300 oficinas respectivamente. Desde el banco, según Bloomberg, aseguran que estos pasos son para aumentar la rentabilidad y la eficiencia del grupo.
Lea además:
Las cinco claves de la investigación a HSBC tras la 'Lista Falciani'
Citigroup recorta su beneficio un 17% en el segundo trimestre pero bate expectativas
El exempleado de Lehman Brothers que busca arreglar el capitalismo con su aerolínea
¿Pánico en el mercado? Los gestores no se fían, tienen más liquidez que con la caída de Lehman Brothers
¿Es Deutsche Bank el nuevo Lehman Brothers? Pánico a una nueva crisis financiera
Siete años de la quiebra de Lehman Brothers: ¿Recuperación en el dañado sector financiero británico?
10 razones por las que 'sentir pena' por el CEO de Lehman Brothers... pese a la crisis financiera
¿Cómo evolucionan las principales bolsas mundiales desde la quiebra de Lehman Brothers?

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información