En principio no ha pasado nada nuevo.  Ya el viernes el mercado ya tuvo un movimiento correctivo y no hay nada nuevo en el sentido de que los niveles relevantes – 8.900-8.600 puntos – se mantienen en pie y lo que tenemos son idas y venidas, reconoce Öscar Germade, analista BNP Paribas Personal Inverstors. 
 
Básicamente la debilidad del sector bancario es lo que está lastrando el comportamiento de los mercados en últimas sesiones. Las noticias no son demasiado positivas para el sector y eso es lo que está pesando en el sector y en nuestro índice, en particular.

Soy partidario de que estamos en una consolidación., Hay que tener en cuenta que siempre tendremos opiniones de todos los tipos pero, tras el Brexit, el mercado ha subido mucho. “De alguna manera el mercado se ha sabido recomponer de una forma sencilla en un espacio corto de tiempo y lo que está ocurriendo entiendo que son dudas que hay sobre la mesa: la FED no se ha decantado, es posible que en diciembre acabe subiendo tipos de interés pero no está claro, referéndum en Italia….Muchas citas por delante que no nos dejan mucha  visibilidad para que se superen las resistencias tan importantes que tienen los índices en Europa”.

El precio del crudo está determinando, en parte, los precios dela bolsa. “Hay que tener en cuenta que es el sector que más cayó en EEUU el viernes y al final muchas de las previsiones de crecimiento vienen de la mano de la recuperación del sector energético”·. Para eso, es evidente que tendremos que tener un petróleo subiendo o al menos estable.

El debate electoral en EEUU puede generar nerviosismo a corto plazo pero los cambios de gobierno en Estados unidos no han marcado tendencia dentro del índice y a medio plazo consideramos que no tendrá repercusión. 

Declaraciones a Radio intereconomia