El DAX cerró el primer semestre a las puertas de los máximos históricos, aunque con el comienzo del segundo trimestre está retrocediendo posiciones y presenta divergencias bajistas.

 
Aunque hoy el DAX  está cayendo ligeramente, cerró el primer trimestre y la semana pasada en los 12.312,87 puntos, a un paso de los  máximos históricos alcanzados el 10 de abril de  2015 en los 12.374,73 puntos.  
 
El acercamiento a tan importante zona técnica se produce con divergencias bajistas así como un llamativo cambio de ritmo respecto de las subidas de noviembre y parte de diciembre.
 
El soporte clave en el corto plazo se sitúa en los 12.000 puntos, por donde pasa la parte baja del canal alcista en el que se mueve el DAX desde noviembre del año pasado. En estos meses ha conseguido revalorizarse un 20%, aunque en lo que va de año las subidas ascienden al 7,55%.