Dominion culminó el año de su salida a Bolsa con un resultado neto de 21,5 millones de euros, un 26% más que el obtenido en 2015.  El margen EBITA orgánico aumentó en un 18%.

Global Dominion alcanzó una cifra de negocio en 2016 de 612,5 millones de euros, un 17% superior al año anterior. El EBITDA ascendió a 47,2 millones de euros.

El crecimiento orgánico supuso 561,4 millones de facturación, creciendo un 10% respecto a 2015, y superando el objetivo del 7% que figura en su plan estratégico a medio plazo.

En 2016, Dominion ha llevado a cabo una intensa actividad de adquisiciones. Durante el pasado año ha integrado dos compañías americanas, ICC y Commonwealth Dynamics, ha adquirido las unidades productivas de Abantia y Protisa y ha integrado el equipo y proyectos provenientes de Scorpio. Estas adquisiciones le han permitido alcanzar un tercio del crecimiento inorgánico que se planteó como objetivo para el medio plazo.

A estos resultados globales han contribuido el excelente comportamiento de mercados como EE.UU., Australia, Chile y Perú; el buen desarrollo de la división de energía y la diversificación en áreas de actividad y mercados geográficos con presencia en más de 30 países. Los resultados de 2016 cumplen los objetivos planteados para el año; y la compañía mantiene su objetivo de superar la barrera de los 1.000€ millones de facturación, en el medio plazo, con un EBITA en el entorno del 8%,

Para ello, Dominion seguirá desarrollando su estrategia durante el 2017 haciendo foco en la digitalización como elemento diferenciador para prestar servicios y soluciones que hagan más eficientes los procesos de sus clientes. Todo ello bajo un modelo de gestión basado en la diversificación, la gestión descentralizada y la disciplina financiera orientada a la creación de valor.