La presentación de sus cuentas del ejercicio 2013 de Dia, su director general, Ricardo Currás, ha hecho hincapié en su expansión por los mercados clave: Portugal, España y emergentes, mientras que están barajando distintas salidas para su deficitario negocio en Francia.


El Grupo Día ha cerrado el ejercicio 2013 con un beneficio neto ajustado de 227,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 11,7% con respecto al año anterior, mientras que el BPA ajustado ha crecido más del 13%. Además, las ventas brutas aumentaron un 7,2% (11.478 millones). En la rueda de prensa con motivo de la presentación de estas cuentas, su director general, Ricardo Currás, ha destacado que estas cifras están por encima de las expectativas gracias especialmente a la expansión en su negocio y la integración de la marca Schlecker.

Gracias a la mejora de sus números, Dia propondrá en su próximo Consejo en abril una mejora del 23% en del dividendo hasta los 0,16 euros por título. En total, el grupo de alimentación destinará un pay out del 46%.

Desde Dia han declarado que su plan de negocio se centrará en los próximos meses en los negocios clave que le han reportado los mejores resultados también en el ejercicio 2013: España, Portugal, Brasil, Argentina y China.

Con respecto al mercado en Iberia (Portugal y España), donde se concentra la mayor parte de sus establecimientos, el Ebitda ajustado mejoró en 2013 un 10,5% hasta los 504,7 millones de euros. Además, es destacable el aumento de las ventas en los establecimientos franquiciados por encima de las registradas en tiendas propias. Precisamente hoy, Dia celebra el 25 aniversario del inicio de su negocio franquiciado. En esta región, tildada por Amando Sánchez Falcón, director ejecutivo de Dia, como “sus mercados prioritarios”, “el crecimiento sostenido se ha basado en la expansión y la integración de Schlecker”. Schlecker es la cadena de tiendas de productos de higiene y cuidado personal adquirida por Dia en 2013. Su presencia se limita a la mitad del territorio español y escasos establecimientos en Portugal. Dia ya ha comenzado a reconvertir esta marca a Clarel.

Dia ha aparcado la adquisición de supermercados El Arbol en España. Si bien se alineaba con la política de “proximidad y precio bajo” de Dia, la compra de esta cadena habría supuesto “una mayor canivalización de los establecimientos del Grupo”. De hecho, el director general de Dia ha reconocido que este fenómento de “canivalismo” ya se está dando entre los propios establecimientos españoles y, debido a su línea de negocio basada en “la proximidad al cliente”, considera que es “imposible frenar este fenómeno”.

En cuanto a su negocio en emergentes, desde Dia han reconocido un impacto negativo por la devaluación de divisas en Argentina y Brasil, aunque ha sido compensada con la aceleración de su expansión y la apertura de tiendas. En el área emergente, que engloba su negocio en Brasil, Argentina y China, Dia ha mejorado su Ebitda ajustado en 2013 un 43%, hasta los 76,6 millones. Currás califica de “acertado” el cierre de su negocio en Pekín para concentrarse en Shangai. En Latinoamérica, Dia celebra que se ha convertido en la segunda marca de supermercados más vendida en Brasil y Argentina.

Frente al buen desempeño en las regiones citadas, parece que el tendón de Aquiles de Dia es Francia. Las ventas netas de su filial gala descendieron en 2013 un 11,25% con respecto al año anterior (2.179 vs. 2.445,1 millones). A tenor de estos números, Ricardo Currás ha reconocido que “hemos tenido un mal año en Francia por ventas, pero en parte la caída se ha debido a la reducción del número de tiendas”. Además, ha afirmado que Francia es un mercado duro y competitivo donde el discount está sufriendo y nuestro tamaño no es suficientemente importante”. Currás ha citado a Leclerc como la principal cadena gala que está complicando su negocio en el país debido a “su agresiva política de precios bajos que está arrastrando a las demás cadenas”. Debido a que el negocio de Dia en Francia es deficitario desde hace varios ejercicios y al calor de los rumores de posible venta, Currás ha afirmado que “están abiertos a distintas opciones”.

Las previsiones de cara a 2014 manejan una cifra de inversión en línea con la de 2013, de unos 360 millones de euros. “Este dinero se destinará básicamente a expandirse por España, Portugal y emergentes”, según Amando Sánchez Falcón