MADRID, 02 ABR. (Bolsamania.com/BMS) .- Caídas del 2,62% hasta los 1,4890 euros para Bankia, después de que Credit Suisse, haya iniciado su cobertura en 1,45 euros y recomendación de neutral. A finales de febrero, el Gobierno colocó el primer paquete de acciones de la entidad a 1,51 euros. El bróker suizo no le otorga potencial de subida al valor por dos motivos: carry trade e hipotecas.

Sin embargo, Credit Suisse se confiesa “cómodo” con los ratios de solvencia de la entidad nacionalizada (11% Basilea III core capital fully loaded esperado para 2014) y, a pesar de su elevada vulnerabilidad a los activos ponderados por riesgo ante la exposición a la deuda soberana (que podría ser sometida a tensión en los tests de estrés), “esperamos que sus gestores vuelvan gradualmente a pagar dividendos en efectivo (25% pay out esperado para 2014, 40%-50% en 2015-2016, según nuestras estimaciones).

En la última junta de accionistas de Bankia, el presidente, José Ignacio Goirigolzarri, anunciaba la intención de Bankia de repartir dividendos el año que viene, aunque no detallaba el formato: acciones o efectivo. Goirigolzarri condicionó además la retribución al accionistas a la regulación que, en este momento, pasa por limitar el pago en efectivo al 25% de los beneficios. Sin embargo, cuando el Banco de España renovó esta “recomendación”, ya indicó que la tendencia debía ser hacia el pago en efectivo para evitar las diluciones que provocan los pagos en acciones, que obligan a ampliar capital.

Los expertos de la firma suiza son optimistas porque hablan de lo “impresionados” que están con la entidad nacionalidad por su exitoso giro desde diciembre de 2012. “Vemos que los beneficios de este proceso ya se están reflejando en la valoración actual de la acción”, indican en Credit Suisse, que cifran entre un 20% y un 35% la prima que muestra sobre sus comparables domésticos, tras subir un 120% desde su recapitalización. Para estos analistas, Bankia será el banco minorista más rentable en España este año y “posiblemente” el que viene, por sus indicadores de “atractiva” eficiencia y por unas expectativas en cuanto a los riesgos “más gestionables”. Además, de cara a los tests de estrés, Credit Suisse observa menos peligros bajistas para los beneficios de Bankia dada su modesta exposición al inmobiliario (5% actual vs. 10%-25% que llegó a alcanzar) y unos ratios de cobertura generalmente más elevados en el segmento no inmobiliario (cerca de un 8% del total de sus libros frente al 3%-4,5%).

HIPOTECAS Y CARRY TRADE, LOS PUNTOS DÉBILES

Credit Suisse identifica un “punto débil” en Bankia: la amplia contribución que el carry trade tiene en las cuentas de la entidad, y que podrían erosionar su rentabilidad frente a sus comparables. Entre el 55% y el 60% de su margen de intereses es carry trade, frente al 15%-35% de sus comparables minoristas en 2013. La buena noticia es que esta magnitud se está reduciendo de manera gradual.

No obstante, Credit Suisse también advierte de que las hipotecas de Bankia (el 65% de sus préstamos) están afectadas por volúmenes que no crecen en un mercado aún deprimido y unas perspectivas de precios, donde la expansión de los márgenes probablemente será más lenta a pesar de que sea más prolongada).

“Esperamos que Bankia acelere la concesión de préstamos a pymes y al consumo, pero en general pensamos que la actual estructura del balance de Bankia implica que la mejora de los ingresos necesaria para que suba el precio de la acción es aún un reto”, concluyen.

María Gómez

Suscribete a Estrategias de Inversión Premium

Es el mejor momento para utilizar herramientas y análisis independientes para gestionar nuestras inversiones.

Ayudanos a seguir siendo independientes y seguir innovando para ofrecer el mejor análisis para los inversores. Es el momento de apoyarnos si utilizas nuestros servicios.
 

Suscribete por tan solo 15 centimos al día ( 55 Euros al año)  y descubre todo el potencial de nuestra zona premium. ¿Nos pruebas?

 

 

Pide información