Codere registró unas pérdidas de 10,4 millones en el primer trimestre, lo que supone reducir en un 70,9% los números rojos registrados en el mismo periodo de 2015.

 Los ingresos de Codere del primer trimestre han decrecido un 13,3% en comparación con el cuarto trimestre 2015. Con respecto al 1T 2015, los ingresos disminuyeron un 8,5%, principalmente por el impacto de la devaluación del peso argentino (64,2%) y, en menor medida, del peso mexicano (18,2%). A tipo de cambio constante, los ingresos del trimestre hubieran crecido un 15,9% con respecto al mismo periodo del 2015.
 
El EBITDA ajustado del primer trimestre alcanza los 61,8 millones, dentro del guidance comunicado de 61- 64 millones. El EBITDA ajustado disminuyó un 23,1% con respecto a los 80,4 millones del 4T 2015, y un 12,8% con respecto a los 70,9 millones del mismo periodo del año anterior. Esta caída es debido a la devaluación de la mayoría de las monedas en que operamos frente al euro, principalmente del peso argentino, mayores impuestos al juego en Italia, junto con la volatilidad en el negocio de mesas VIP en Uruguay. El EBITDA ajustado total (incluyendo el 50% de HRU) alcanzó los 64,3 millones.
 
Como resultado de dicha reestructuración, los Bonos Existentes (€760mm con vencimiento en 2015 y USD300mm con vencimiento en 2019) fueron canjeados por:
1. USD164,2mm de Nuevos Bonos de Segundo Rango, con vencimiento el 30 de junio de 2021 (los "Nuevos Bonos Canjeables de Segundo Rango");
2. USD355,8mm de Nuevos Bonos de Tercer Rango, con vencimiento el 30 de junio de 2021 (los "Nuevos Bonos Canjeables de Tercer Rango");
3. 2.475 millones de nuevas acciones. Adicionalmente, Codere ha obtenido fondos por importe de USD438mm suscritos por los acreedores del Scheme, que incluyen:
1. USD218,9mm de Nuevos Bonos Senior Privados, con vencimiento el 6 de abril de 2021;
2. USD218,9mm adicionales a los Bonos Canjeables de Segundo Rango.

Estas cuentas no reflejando el impacto de la reestructuración financiera finalizada el 29 de abril de 2016.