El departamento de análisis de la entidad catalana señala que los indicadores de actividad se consolidan en niveles propios de fases avanzadas del ciclo económico y que el número de afiliados a la Seguridad Social aumentará un 2% en 2016.

Según el departamento de análisis de Caixabank, el crecimiento económico se está moderando, tal y como demuestra que el PIB haya avanzado un 0,7% en el primer trimestre de este año, una décima menos que en el trimestre anterior.
La actividad económica continúa gozando de buena salud tal y como demuestran los datos sobre ventas de vehículos, que registraron un incremento interanual del 15,1% en el mes de febrero, así como en las ventas de las grandes empresas, que crecieron al 3,2% interanual en enero.

Sin embargo, señalan que la demanda interna comienza a mostrar leves síntomas de agotamiento ante la caída  de la confianza de hogares y empresas (que registra dos meses consecutivo en descenso) y las perspectivas de un aumento del número de afiliados a la Seguridad Social ligeramente por debajo de la media de los dos últimos años.

En este sentido destacan la buena marcha del mercado laboral en los últimos tiempos, que se ha saldado con un incremento en el número de afiliados del 2,4% anual en los dos últimos años. Esta tasa se ha situado en el 3% en el mes de febrero, aunque desde Caixabank estiman que el porcentaje descenderá hasta el 2% en el mes de diciembre. Según sus previsiones, se crearán 400.000 nuevos puestos de trabajo a lo largo de este año.

Además, valoran positivamente la contención de los costes laborales, que cerraron el tercer trimestre de 2015 con un incremento del 0,1% y que, aunque se elevaron hasta el 0,9% en el cuarto trimestre de 2015, señalan que un 25% se explica por la devolución de la paga de Navidad suprimida a los funcionarios en el año 2012. Esta contención de los salarios ha permitido ganar competitividad a la economía española, tal y como se refleja en el avance de las exportaciones hasta registrar un aumento del 5,4% anual, a pesar de que el comercio mundial se haya desacelerado.

Los indicadores de actividad, por su parte, se consolidan en niveles propios de fases avanzadas del ciclo. Con todo, el PMI tanto de servicios como de manufacturas registra crecimientos cada vez menores, al igual que la producción industrial, que pasó de crecer a un ritmo del 4% durante el segundo trimestre de 2015 al 3,2% cosechado en el mes de enero.

Según los analistas de Caixabank, otro factor que demostraría que la economía española se encuentra en la fase avanzada del ciclo, es la utilización de la capacidad productiva, que se encuentra en el 77,8%, niveles cercanos a los cosechados entre los años 2000 y 2008.

Respecto a la mejora en la evolución del crédito, desde el departamento de análisis de la entidad catalana señalan que la tasa de morosidad ha caído 2,4 puntos porcentuales hasta instalarse en el 10,1%, debido, fundamentalmente, a la caída de la morosidad en el crédito a promotores (en 8,7 puntos porcentuales) y la construcción (en 2,6 puntos porcentuales). Se prevé que esta tendencia se prolongue durante los próximos meses debido al crecimiento económico y a los bajos tipos de interés.

Sector inmobiliario

El sector consolida su recuperación con el fuerte avance de los visados de obra nueva, que en diciembre se situó en las 50.000 viviendas, en términos acumulados de 12 meses, un crecimiento del 43% interanual.

Las compraventas en el mes de enero registraron un crecimiento del 9,8% interanual, mientras que el INE señala que el precio de la vivienda registró en el cuarto trimestre de 2015 un incremento del 4,2% interanual.