CaixaBank obtuvo un resultado neto atribuido de 708 millones de euros durante el primer semestre del ejercicio 2015, un 75% superior al del mismo periodo del año anterior.

La actividad comercial permitió elevar los ingresos hasta los 4.564 millones de margen bruto, un 21,7% más que en el primer semestre de 2014, con el reforzamiento por la incorporación de Barclays Bank, SAU, que ha impulsado el crecimiento del margen de intereses (+12,6%), los ingresos por comisiones (+10,4%), los créditos sobre clientes (+ 7,3%) y los recursos de clientes (+ 9,1%). 

Caixabank registra un descenso de la ratio de morosidad en el trimestre en todos los segmentos, hasta situarse en el 9%. Las provisiones alcanzan los 10.897 millones, con una ratio de cobertura del 54%.

CaixaBank mantiene su posición como una de las entidades más solventes del sector financiero español y europeo, con un Common Equity Tier 1 (CET1) fully loaded del 11,5%. Según criterios de aplicación progresiva, el CET1 phase in se sitúa en el 12,8%. 

caixa