Caixabank cerró el primer semestre con un beneficio de 305 millones de euros, un 25,3% menos que en el mismo periodo de 2013 por diversos extraordinarios, "básicamente, el registro de la diferencia negativa de consolidación de Banco de Valencia y los requerimientos del Real Decreto Ley 18/2012",
El margen de intereses ha aumentado un 2,9% (hasta 2.015 millones) y el bruto ha caído un 0,7% (hasta 3.603), mientras que el de explotación ha aumentado un 117,8% --6,8% si no se tienen en cuenta los costes extraordinarios de 2013-- (hasta 1.719 millones).

Las dotaciones y saneamientos han sido de 1.314 millones (-54,3% interanual), y el banco presidido por Isidro Fainé y con Gonzalo Gortázar como nuevo consejero delegado ha señalado que el resultado atribuido al negocio bancario y de seguros, excluyendo la actividad inmobiliaria y las participadas, alcanza a 30 de junio los 665 millones de euros.

Los recursos totales de Caixabank alcanzaron los 309.337 millones, con un aumento de 5.733 (+1,9%); destacan los recursos de clientes de la actividad minorista, con 270.209 millones (+4,2%) y el crecimiento de los recursos fuera de balance (fondos de inversión, planes de pensiones y otros), que avanzan en 3.091 millones, un 5,5% más, y han impulsado los ingresos por comisiones hasta 930 millones (+4,5%).

Los créditos sobre clientes brutos ascienden a 199.572 millones, un 3,7% menos en la primera mitad de 2014, con reducción de la exposición al sector promotor (-16,3%, 3.249 millones).

Resultados Caixabank 1S