MADRID, 05 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Antes del Mundial la economía de Brasil ya estaba débil, después del Mundial esta debilidad parece hacerse cada vez más evidente. El jefe del Banco Central de Brasil ha reconocido que probablemente la economía crecerá menos en 2014 que en 2013 tras haberse expandido a un ritmo cercano a cero en el primer semestre. Aunque podría recuperarse en la última parte del año.

En declaraciones a la comisión de asuntos económicos del Senado, Tombini ha vuelto a insistir en que no había contradicciones entre la política monetaria del banco y las recientes medidas macro tomadas para aumentar la liquidez en el sistema bancario.

Reiteró que el banco central no está considerando reducir en un futuro cercano su tasa de interés de referencia, Selic, pese a la marcada desaceleración de la economía y a la fuerte alza de los precios.
Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

Así, a pesar de las preocupaciones que existen sobre la mayor economía de América, aseguró que Brasil está lejos de una "estanflación", una situación en la que la economía se frena (estanca) mientras la inflación permanece elevada.

"Ciertamente no podemos hablar de una crisis", afirmó a los legisladores. "Quiero que la inflación sea menor de lo que es ahora, pero sigue estando bajo control", insistió según recoge Reuters.

No obstante, Tombini reconoció que el sector industrial brasileño está en riesgo de contraerse en el 2004.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí