BFA-Bankia obtuvo un beneficio neto de 818 millones de euros en 2013.

El grupo bancario ha cumplido con estos resultados el objetivo fijado en el Plan Estratégico 2012-2015 de obtener unas ganancias de 800 millones de euros.

El beneficio contable del Grupo BFA, considerado el efecto neto del canje de instrumentos híbridos y diferentes efectos fiscales, alcanzó los 2.171 millones de euros, tras dedicarse 1.200 millones para afrontar el proceso de arbitraje.

Bankia obtuvo un beneficio después de impuestos de 509 millones de euros tras destinar la totalidad de los resultados extraordinarios del ejercicio a provisiones para reforzar el balance. Si no se tiene en cuenta el préstamo subordinado ya amortizado concedido por BFA a Bankia, el beneficio neto de Bankia habría alcanzado los 608 millones.