Son dos de las entidades que han sido protagonistas en las primeras jornadas de este año. En la visita del Ibex 35 a los 10.000 puntos, Bankinter y Popular actúan como principales impulsores con subidas de más del 4%.

Desde los primeros compases del año, el sector financiero ha sido el protagonista. Para bien y para mal. A pesar de que los primeros pasos no fueron buenos – Ver: ¿Carbón para los bancos?- lo cierto es que hay muchas de estas entidades que han conseguido remontar. Y para muestra, Bankinter supera el 4.8% de revalorización en el año en tanto que Popular amplía hasta el 6% el precio de su cotización en el mismo período. No hay que olvidar que los bancos fueron, durante la última semana, algunas de las compañías en las que más se incrementaron las posiciones bajistas. (Ver: La banca mediana, en el punto de mira de los bajistas)

Eso sí, de todos es sabido que la clave no está en cómo empieza….sino en cómo acaba. Lo cierto es que en estos primeros pasos del año, los bancos han tenido motivos de celebración especialmente ante la posibilidad de que la Comisión Europea relaje las reformas financieras para que “las grandes entidades europeas no se vean obligadas a automáticamente separar sus operaciones prestatarias de las de trading arriesgado”. Algo que dará más poder de decisión a las autoridades nacionales para determinar la aplicación de las reformas.

Un punto de inflexión para algunos bancos. La situación de la entidad es envidiable y ha alcanzado los objetivos fijados por algunas casas como BNP Paribas, entre los 5.3 y 5.4 euros. ¿Y ahora? Aunque el consenso de Facset fija en los 3.89 euros su objetivo, lo cierto es que hay casas de análisis que fijan en los 5.48 euros el nivel que podría alcanzar la entidad “con el índice de fuerza relativa por encima de 70”. Su preferencia es que la subida se mantendrá siempre que el soporte se sitúe en 4.8 euros.

Bankinter


José Luis García, de Enbolsa.net pone los pies en el suelo y admite que nunca compraría en las fases impulsivas de los precios. “Nosotros compramos las correcciones bajistas de las tendencias alcistas y entramos cuando estas correcciones nos muestran mensajes de finalización, por lo tanto, nunca comprarías Bankinter en pleno impulso”.

Gráfico Banco Popular


Y ¿sobre Popular? Es otro de los valores que ha conseguido romper niveles y estar en las quinielas de los expertos.  De hecho, Roberto Moro, de Apta Negocios habla de su “eterno favorito” pues todo lo que sea permanecer por encima de 4.45 euros, profundiza en un escenario alcista en el valor. La resistencia más inmediata, dice el informe de Cortal Consors, se coloca en los 4.89 euros y posteriormente los 5.01 euros.

Los dividendos, factor de incertidumbre


Hoy la prensa publica que la compañía ha culminado una operación de importante cuantía para apuntalar su solvencia, en la que ha convertido bonos en acciones por importe de 696 millones. Una operación, cuenta Expansión, con la que cumple un doble objetivo: fortalecer su capital de cara a los test de estrés y dejar de pagar los intereses que percibían los titulares de los bonos obligatoriamente convertibles. Una operación que deriva en la dilución del accionista.

pago de dividendos

Aunque en pro de éste irá el dividendo. Tal y como les mostramos en “El dividendo de 2014 ¿Popular y Endesa marcarán el camino?” la entidad presidida por Ángel Ron ha sido la última de las compañías del Ibex 35 en sumarse a la moda del cambio de cara al próximo 2014 al anunciar la vuelta al dividendo. Dará la opción de cobrar en efectivo o en nuevos títulos de la entidad un dividendo de 0.04 euros en febrero de este año, con cargo al ejercicio de 2013.

Este último pago – el de acciones – es precisamente algo a lo que se resistió Bankinter, por lo que en principio sólo tiene dos opciones: pagar vía script dividend o reducir el actual payo ut del 50% actual.

Esta retribución es otro de los factores a los que tendrá que atender el sector financiero, ante las insistentes “sugerencias” de los organismos monetarios. El último en pronunciarse ha sido el Fondo Monetario Internacional que habla de “limitar los dividendos en efectivo” favoreciendo la figura del ‘scrip dividend’. Lo dijo también el Banco de España sugiriendo que lo ideal sería no retribuir más del 25% en efectivo y hacerlo en acciones.