MADRID, 30 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .-
 
Todavía es pronto para cantar victoria pero es cierto que si unimos los mínimos crecientes del pasado 11 de abril y del 16 de mayo obtendríamos una pequeña recta de apoyo, o directriz alcista, que pasaría justo por los mínimos de hoy. Vamos a ver cómo termina al cierre de sesión pero sería bueno que desde aquí, poco a poco, intentara reestructurarse de nuevo al alza. La única resistencia que encontramos en este momento no es otra que los máximos anuales que marcó en los 7,926 euros.
JM.R.