Tras una semana difícil y de mucha incertidumbre, las acciones de Banco Popular mejoraron de manera notable en el día de ayer. El valor de sus acciones obtuvo su segunda mejor sección del año tras una subida del 6,22%, hasta los 0,649 euros, por lo que pudo dejar atrás los mínimos históricos de los anteriores días. 

Este avance estuvo motivado por las continuas especulaciones  sobre un movimiento corporativo en torno al valor. Banco Popular ha caído durante el año un 29,3% y desde el cierre del 2015 el 75,82%. Con una capitalización de 2.723 millones de euros, su precio/valor en libros es de 0,25 veces, la ratio más baja del sector bancario español y frente a las 0,87 veces del Ibex Banks.

Lo cierto es que Banco Popular se ha convertido en el principal punto de mira entre las principales entidades, y esta semana ha protagonizado un nuevo episodio anunciando que la única solución que ven por el momento, es la ampliación de Capital. Según admitió su nuevo presidente, Emilio Saracho en su primera intervención pública en la junta general de accionistas, el Banco Popular tendrá que acudir al mercado de nuevo para ampliar capital o participar en una operación corporativa para salvarse. Esa es según él, una de las soluciones más rápidas por el momento, aunque tampoco ha cerrado la puerta a la venta de la entidad. "Analizaremos todas las opciones y adoptaremos la que más valor genere para los accionistas". 

 

Indicador Banco Popular