En respuesta a un shock de crecimiento en 2016 y 2017, acumulado, de 1,5% (+2,2% en 2016 y +0,8% en 2017), el Banco de Inglaterra anunció ayer un conjunto de medidas de flexibilización de su política monetaria.
 
  • Una bajada de su tipo de interés de referencia de 25pbs, hasta 0,25%
  • Un plan de recompra de deuda pública de 60.000M£ (que se espera que dure 6 meses)
  • Un plan de recompra de deuda privada de 10.000M£ (que se espera que dure 18 meses)
  • Un plan de apoyo al sector privado, Term Funding Scheme(TSF), para limitar el impacto negativo de la bajada de su tipo de referencia sobre los márgenes de los bancos privados
 
A diferencia de los otros Bancos Centrales, y como de costumbre, el Banco de Inglaterra ha hecho un anuncio de QE limitado en el tiempo, pero ya de por si consistente:
 
De hecho, la cantidad adelantada por el BoE de las compras de deuda privada (unos 10.000M EUR) y de deuda pública (unos 70.000M EUR) es comparable en tamaño a lo que el hace el BCE a un mes. El PIB del Reino Unido es 5 veces menor que el PIB de la Zona Euro, esto corresponde por lo tanto a un QE de amplitud equivalente a lo que hace el BCE en 1 semestre.
 
Además, el comunicado del BoE abre de manera muy explícita la puerta a nuevos anuncios por venir en todos los frentes:
 
  • Nos prepara sobre todo para un nuevo aumento en el tamaño de su balance en los próximos trimestres; como lo hizo en el lanzamiento de su QE en 2009, donde también anunció una cantidad fija para aumentar significativamente la cantidad progresivamente…
 
  • Anuncia explícitamente una nueva bajada de su tipo de referencia a cero (o a 0,1%) de aquí a final de año.
Haciendo hincapié en que dicha acción estaba "ya considerada como justificable en la reunión de ayer por la mayoría de los miembros del Banco de Inglaterra", dice, en efecto, a continuación, que estos últimos "tienen intención de votar a favor de una bajada del tipo de referencia a su límite más bajo en una de las reuniones que se celebrarán hasta finales de año, cuando los datos económicos validen las previsiones del Informe de inflación en agosto ".
El BoE señaló que una previsión de PIB para 2016 de 2,2% parece demasiado optimista, que debería ser confirmada con la publicación de la primera estimación del PIB del 3T el 27 de octubre.
 
  • Sin embargo, parece que el Banco de Inglaterra excluye por el momento cualquier posibilidad de llevar su tipo de referencia a terreno negativo, para preservar los márgenes de un sector bancario ya potencialmente muy expuesto a las consecuencias del Brexit.
En efecto, si el BoE insiste tanto en su comunicado sobre "los efectos potencialmente negativos que podría haber tenido una inmediata bajada de 0,5% de su tipo de referencia en los márgenes de los bancos privados", es probable que signifique que no irá más allá de eso... 
 
Conclusión : El BoE ha decidido actuar en un frente amplio pero poco a poco. Ha abierto la puerta a un QE de amplitud significativa en los próximos trimestres, pero, sobre todo, a una bajada de su tipo de referencia a su "límite más bajo" de 0% hasta finales de año. La primera estimación de PIB del Q3 se publicará el 27 de octubre. Dicho dato debería dar paso a una acción por parte del BoE el 3 de noviembre, cuando también se publicarán las revisiones de su escenario de crecimiento e inflación (Inflation Report).