La filial de Abertis en el país centroamericano, Metropistas, abonará 115 millones de dólares a cambio de la prolongación de la concesión de dos autopistas y un aumento del porcentaje de ingresos compartidos hasta el 75%.

La filial de Abertis en Puerto Rico, Metropistas, ha firmado un acuerdo con la Autoridad puertorriqueña de Carreteras y Transportación (ACT) para extender el período de la concesión de las autopistas PR-5 y PR-22 por 10 años.

La concesionaria se compromete al pago a la ACT de 115 millones de dólares (100 millones de euros) que se repartirán en un pago inicial de 100 millones de dólares y un segundo desembolso de 15 millones dólares una vez se haya completado el sistema de pago bidireccional o, como muy tarde, el 30 de junio de 2017.

Como contrapartida por estos pagos, el porcentaje de ingresos compartidos con la ACT se reduce del 50% al 25% y se aumenta el período de concesión hasta el año 2061.

Metropistas registró, en el año 2015, una intensidad media de 67.224 vehículos diarios y gestiona la autopista más transitada del país, la PR-22, también llamada Autopista José de Diego, de 83 kilómetros, que conecta la capital, San José, con la ciudad de Arecibo por el norte del país, región que destaca por su actividad industrial.