Abengoa ha obtenido un préstamos de 130 millones de Talos Capital. Esta operación muestra, según N+A, las necesidades de liquidez de la compañía. Por ello, reiteran su visión negativa sobre Abengoa. 

Abengoa
ha obtenido un préstamos de 130 millones de Talos Capital. Este crédito tiene una madurez de 2 años y está garantizado por 14,2 millones de acciones de Abengoa Yield. Estos títulos de Abengoa Yield equivalen al 14% de la compañía y están valorados en 260 millones de dólares, a los actuales precios de mercado. 

La participación de Abengoa en su filial yieldco está en juego. Abengoa tiene 47,2 millones de acciones de Abengoa Yield, equivalentesl 47,1% de la compañía. De estas acciones, 5,3 millones (5,3%) están vinculadas a un bono canjeable con vencimiento en 2017 y el resto, 42 millones, equivalentes al 41,9% de la compañía, son directamente propiedad de Abengoa.

La liquidez se va debilitando. Este nuevo préstamos es una muestra más de que Abengoa está necesitada de liquidez y le resulta difícil obtenerla en los mercados. Por ello, no descartamos nuevos préstamos de margen utilizando el resto de yieldco acciones disponibles. Este tipo de préstamo puede llegar a ser negativo, ya que la prestan para exponer a la empresa a precios de mercado, que han sido muy volátil recientemente, tanto para Abengoa, como para su yieldco.

Reiteramos nuestra visión negativa. Mantenemos una visión fundamental negativa de Abengoa basada en su propio modelo de negocio, que quema liquidez estructural, que está encontrando dificultades para seguir avanzando y tiene un apalancamiento excesivamente alto que es poco probable que se resuelva con la próxima ampliación de capital de 650 millones de euros y 1.200 millones de euros de ventas. Teniendo en cuenta esto, reiteramos nuestra visión negativa de la compañía y nuestro consejo de venta. Precio objetivo: 1,27 euros

previsiones abengoa