El bitcoin está disparado. La criptomoneda más famosa ha llegado a superar hoy la cota de los 15.000 dólares, subiendo así más de un 20% en apenas 24 horas. Su capitalización supera los 200.000 millones de dólares, o lo que es lo mismo la mitad de lo que supone el Ibex 35 y por delante de pesos pesados’ de Wall Street como Goldman Sachs que capitaliza 94.550 millones, McDonald’s capitaliza 136.040 millones de dólares, General Electric en los 155.660 millones o Cisco en los 186.470 millones.

El miércoles sobrepasó los 13.000 dólares y este jueves ha llegado a tocar los 15.000 dólares. La subida libre que está viviendo el bitcoin hace que la revalorización en los últimos doce meses de la divisa sea del 1.500%. La media móvil y los indicadores técnicos de Investing aconsejan todos su compra o fuerte compra.

El analista independiente José Luis Cava reconoce que el bitcoin representa 0,01% de todas las transacciones a nivel global en un entorno en el que el 90% de las transacciones se hacen con moneda fiduciaria y el 1% en oro. “El Bitcoin tiene una ventaja competitiva frente a las transferencias bancarias: menor coste y tiempo. Es como usar dinero en efectivo pero en largas distancias y con tarifas muy bajas”.

Este experto cree que cuanto más ampliamente aceptado esté y más negociado, mayor será la credibilidad de la criptomoneda, lo que la hace más atractiva tanto para inversores institucionales como para minoristas.

Frente a las alarmas de burbuja que se han encendido sobre el bitcoin y las críticas que recibe, las buenas noticias están impulsando su cotización. El Chicago Board Options Exchange comercializará a partir del 11 de diciembre un contrato de futuros sobre la moneda, que empezará a operar a partir del 18 de diciembre. En Japón, el operador de derivador Tokyo Financial Exchange ofrecerá también un contrato de futuros sobre el bitcoin a partir de 2018. A estas dos operativas con este activo se le suman la que ya ofrece el grupo suizo Six que comercializa dos contratos de futuros mini.

Entre las voces que han advertido de su riesgo se encuentra el vicepresidente del Banco Central Europeo, Vítor Constâncio, que señaló que “tiene el mismo fundamento como instrumento financiero que una flor”. El presidente de JP Morgan, Jamie Dimon, calificó al bitcoin como una “estafa” el pasado mes de septiembre y además afirmó que despediría a cualquier ejecutivo de su empresa que opere con este activo.

Unas críticas a las que también se han sumado bancos como Deutsche Bank por su elevado riesgo, Goldman Sachs o BNP Paribas. En España, el gestor de fondos y presidente de Cobas Asset Managamenent Francisco García Paramés comparó en una conferencia en noviembre el funcionamiento del bitcoin con el blackjack. “¿Bitcoin? Hay gente que gana al blackjack. Yo no juego”, explicó García Paramés.