Parece que los inversores miran atentos las posibles consecuencias sobre las perspectivas económicas de Alemania.

La moneda única cayó durante la apertura del mercado el lunes en medio del aumento de las tensiones políticas en Alemania. El euro cayó un 0,60 % frente al dólar estadounidense y cayó a un mínimo de 1.1722 después de que el Partido Democrático de la Libertad (FDP) se alejó de la mesa de negociación, lo que obligaría a Angela Merkel a formar un gobierno minoritario. La otra solución sería llevar a cabo una nueva ronda de elecciones.

Sin embargo, la ola de ventas fue de corta duración, lo que sugiere que los inversores no están preocupados por los posibles efectos negativos sobre las perspectivas económicas de Alemania. El EUR/USD se recuperó por encima de 1.18. De hecho, hay pocas posibilidades de que las inquietudes políticas alteren el ritmo de los negocios en el país.

Con respecto a las acciones, el DAX alemán ha abierto ligeramente a la baja el lunes en 12932 puntos, antes de iniciar una lenta recuperación hacia el precio de cierre del viernes. En general, los índices europeos estaban manteniendo sus niveles esta mañana, con excepción de las acciones suizas. El Swiss Performance Index (SPI) y el Swiss Market Index (SMI) se incrementaron 0,50 % y 0,66 %, respectivamente, dado que las acciones de Roche aumentaron más de 4 % después de que la farmacéutica recibiera la aprobación para dos medicamentos experimentales para el cáncer y la hemofilia.

En el resto de los mercado de divisas, la libra esterlina extendió sus ganancias esta mañana, con el GBP/USD aumentando hacia la próxima resistencia en 1.3338 (máximo del 13 de octubre), ya que los inversores retomaron una postura positiva sobre las negociaciones Brexit. De hecho, hubo rumores de que el Reino Unido estaría dispuesto a pagar los costos en relación con el proyecto de ley Brexit.