En el entorno de 1720, estalló la llamada burbuja de los Mares del Sur, en la que John Law montó una monumental estafa con supuestas riquezas que una compañía llamada Compañía del Mississipi administraba en Norteamérica. El Banco Real, creado por Law, emitía papel moneda que era respaldado por estas riquezas que sólo estaban en la mente de  Law. Afectó a mucha gente. A partir de ese momento, en Francia, por ejemplo, la palabra banco daba temor, en recuerdo de aquel incidente, Y muchos bancos franceses se cambiaron el nombre por el de “Crédito”, credit. En la actualidad aún es el nombre que mantienen varios bancos franceses.

 

En 1.720 decir banco causaba miedo, en 2015 decir banco central, también despierta pasiones, para bien y para mal.

 

El acontecimiento técnico de la semana está en este gráfico de acompañamiento. No es el gráfico habitual, en diario o semanal. Es un gráfico de 5 minutos tan sólo, de la sesión del jueves en el cruce del euro contra el franco suizo. Como ven el gráfico es extraordinario y pasará mucho tiempo hasta que veamos algo igual, en apenas un cuarto de hora el euro se desplomó de forma brutal contra el franco.

 

Quitar el tope de cotización del 1,2 al cruce euro franco suizo sin previo aviso provocó tal oleada de movimientos en el cruce que afectó a todos los mercados sin excepción. Las pérdidas generadas a los operadores han sido de un enorme calibre. Muchos inversores se han encontrado con reclamaciones por descubiertos, ante la imparable caída.


Lo anterior no sólo ha afectado a los operadores de divisas, sino también a las empresas y particulares que utilizaban el campo de las divisas para otros fines, como por ejemplo las hipotecas en esa divisa o préstamos. Sin previo aviso, las personas que utilizaban esta moneda han visto truncadas todas sus operaciones financieras y países del centro de Europa que la usaban como escape a los altos tipos locales, han recibido un golpe realmente importante y el banco central de Polonia, por ejemplo, va a tratar el asunto en su próxima reunión, ya que el aumento de los tipos va hacer que el crecimiento de esas zonas, al usar esa moneda para demasiadas cosas, sea más bajo.

Este terremoto devastador parece que es una reacción del banco central suizo a la famosa QE que se supone va a llevar a cabo el BCE. Creo que no hace falta hablar más de como está afectando y afectará a todos los mercados tras ver un gráfico así.  

La otra cara de la moneda es que el mercado ha visto que un movimiento de semejante calibre debe ser correspondido con algo del mismo tamaño, el famoso programa cuantitativo. Parece que el banco central suizo ha causado el
Francogeddon como reacción a la QE insisto, y las bolsas primero bajaron y luego subieron “encantadas” de que este movimiento parezca “asegurar” la QE que es lo que siempre han querido las bolsas.

 

Y lo que tenga que pasar sucederá la semana que viene. Ni nos molestemos en pensar en nada que no sea en la consecuencia que pueda tener en las bolsas la reunión del BCE. Seguramente habrá un antes y un después tras la misma.  El diablo siempre está en los detalles en Europa…