La superación del yen del rango lateral que venía formando desde abril del año pasado es un buen dato para el oro, que se sitúa muy cerca de su resistencia en 1377 dólares/onza, nivel que rompería una tónica de dos años para éste.

El yen ha roto el rango comentado tras apoyarse en el paso de la directriz alcista principal desde los mínimos de 2015, pero el dato técnico más relevante es la fuerte compresión que se ha generado en su fluctuación lateral, lo que siempre precede importantes nacimientos de tendencia.

Los datos positivos de inflación son la gasolina para dejar atrás estas resistencias.



Recomendación: COMPRAR/ INCREMENTAR ORO encima 1380 dólares/onza