Durante los últimos trece años, la libra se ha fortalecido frente al dólar en cada mes de abril y se ha convertido en el patrón estacional más fuerte en el mercado de divisas o Forex.

Normalmente en abril es cuando las empresas extranjeras les pagan los dividendos a los accionistas británicos y es cuando se inicia el nuevo año fiscal en Reino Unido, lo cual ocasiona un flujo de capital repatriado. Cuando los inversores y empresas británicas traen de nuevo sus capitales hacia el Reino Unido, necesitan convertir los beneficios obtenidos en moneda extranjera a libras y ese aumento de demanda es lo que ocasiona la subida de la divisa.

Históricamente el patrón es bastante fiable. El hecho de que la libra haya mantenido esta misma tendencia en cada mes de abril incluso en épocas de inestabilidad económica y crisis financiera, ayuda a que los inversores y operadores se sientan confiados en este patrón con algunas de las grandes instituciones preparándose para la supuesta subida de este año.

En abril del año pasado, la libra subió un 3,2% y llegó a ser la segunda mejor subida mensual de la divisa durante el 2017. El 30 de marzo, la libra completó cinco trimestres consecutivos al alza frente al dólar, siendo esta su racha ganadora más larga desde mediados del 2014. Ahora, en el mes de abril de este año, la libra inicia con una leve subida del 0,5% frente al billete verde. Mientras que la libra ha sido la tercera divisa con mejor desempeño durante este año con una ganancia del 4,2%, la volatilidad durante el trimestre pasado fue relativamente alta debido a la incertidumbre alrededor del Brexit.

Aún con los efectos negativos que podría acarrear el Brexit para la libra, para este año se espera que se mantenga el patrón alcista de cada abril, debido a que en el pasado el patrón se ha mantenido incluso en épocas más difíciles para el Reino Unido. El impresionante desempeño de la libra en los meses de abril ha sobrevivido a tales eventos como crisis financieras, elecciones generales y el referéndum del Brexit. Sin embargo, durante este año la libra subió casi un 2% en marzo y es posible que la subida de abril no sea tan grande como la de años pasados.

El patrón estacional de la libra durante los meses de abril es parecido a lo que sucede con el dólar canadiense a final de cada mes, cuando las empresas petroleras de Canadá necesitan repatriar sus ganancias y empiezan a comprar dólares canadienses, ocasionando un aumento de la demanda en el “looney”.

Sobre el gráfico mensual de la libra frente al dólar, cortesía del broker ActivTrades, podemos confirmar que en realidad durante el mes de abril la paridad ha cerrado al alza. Sin embargo, también podemos observar que al mes siguiente, en mayo, normalmente la paridad frena su impulso alcista e incluso hasta llega a retroceder a la baja. Otro factor que también hay que tener en cuenta es que desde el año pasado la paridad ha estado subiendo desde que tocó el mínimo en la zona del 1,2002, pero durante los últimos meses el GBP/USD se ha consolidado alrededor del 1,4023 y podría tener dificultades para continuar subiendo.

 

 

Alexander Londoño,
Analista Colaborador de ActivTrades