El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reiterado hoy que la decisión del Gobierno sobre Garoña será "coherente" con su compromiso electoral, que pasa por la "sustitución gradual, ordenada y razonable" de la energía nuclear en favor de las renovables, siempre que se garantice el suministro. En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Zapatero ha reiterado la misma respuesta que dio ayer en el Pleno del Senado, a pesar de que el diputado Joan Herrera, de ER-IU-ICV, le ha pedido que fuese más explícito y que anunciase "ya" que Garoña dejará de funcionar cuando cumpla los 40 años, es decir, en 2011.