Los títulos del grupo británico de guías telefónicas Yell Group perdían más del 25% después de que la compañía anunciara que reducirá a la mitad su dividendo y que espera resultados planos en 2009, lo que ha suscitado el temor a una posible ampliación de capital. A las 1426 GMT, los títulos de Yell bajaban un 25,4% a 156 peniques.