El aniversario de la quiebra de Lehman Brothers podría estar marcado por las subidas en Wall Street. Los futuros de los principales índices estadounidenses reflejan una jornada alcista apoyados en los buenos datos macro de precios de producción y ventas al por menor. Una jornada en la que el mercado estará especialmente atento al discurso que pronunciará el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.
Antes del toque de campana, los futuros del Dow Jones suben un 0,38% hasta los 9.586 puntos, mientras que los del S&P 500 avanzan un 0,27% hasta 1.046,30 enteros. El Nasdaq 100 registra una revalorización del 0,37% hasta situarse en la preapertura en 1.694,25 puntos.

En el apartado macro, a la espera de que se conozcan las cifras de inventarios empresariales de julio, ha salido a la luz que los precios de producción subieron en agosto un 1,7% respecto al mes anterior, mientras que la tasa interanual se colocó en el menos 4,3%. Asimismo, otra positiva referencia con la que cuenta el mercado es que las ventas al por menor se incrementaron un 2,7% en agosto. El consenso de mercado recopilado por Bloomberg esperaba una subida del 2,4%.

Mientras los precios del crudo se mueven con subidas hasta los 69 dólares el barril de West Texas. Precisamente hoy la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha revisado al alza su anterior pronóstico sobre la demanda mundial de crudo al cifrarlo en 84,05 millones de barriles diarios para este año.

El sector financiero se posiciona como uno de los protagonistas de la sesión tras las declaraciones de Obama en la jornada precedente. Además, según informa The Wall Street Journal, Citigroup podría estar diseñando un plan para reducir la participación del 34% que el Estado mantiene en el gigante financiero. El diario anuncia que altos ejecutivos del banco han estado diseñando planes para una posible venta pública de acciones de miles de millones de dólares, mientras el Departamento del Tesoro vendería al menos una porción de las acciones que posee en Citigroup. A la espera de los detalles de la operación, los títulos del gigante bancario retroceden un 1,95%.

Sin salir del ámbito corporativo, The New York Post informa que Kraft que sube un 0,04% podría vender algunos de sus activos, como Oscar Mayer o Maxwell House, para financiar la compra de Cadbury.

En el apartado de resultados, Adobe Systems, Best Buy y The Kroger se sitúan en el punto de mira la misma jornada en la que presentarán sus cuentas trimestrales.