El mercado más importante del mundo cerró sus puertas con una ligera bajada después de cuatro semanas de subidas continuadas. El Dow Jones perdió un 0,34%, el Nasdaq retrocedió un 0,4% mientras que el S&P 500 culminó la sesión con una cesión del 0,33%. Un mercado que espera la confirmación de una visión optimista por parte de la Reserva Federal y pendiente de las cifras empresariales aun por conocer.
La Bolsa de Nueva York terminó con una leve bajada este lunes, en un mercado que recupera el aliento después de cuatro semanas de incremento y previamente a una semana rica en noticias económicas: el Dow Jones perdió un 0,34% y el Nasdaq un 0,40%.

El Dow Jones Industrial Average, que había alcanzado el viernes su nivel más alto desde noviembre, bajó en la jornada 32,12 puntos, hasta quedarse en 9.337,95 unidades y el Nasdaq, de alto componente tecnológico, descendió 8,01 puntos y se cifró en 1.992,24 unidades, según cifras definitivas de cierre. El índice Standard & Poor's 500, de composición más amplia, cedió un 0,33% (3,38 puntos) para situarse en 1.007,10.

"El mercado bien merecía una pausa", consideró Scott Marcouiller, de Wells Fargo Advisors. Wall Street registró cuatro semanas consecutivas en alza, durante las cuales sus índices se incrementaron cerca de un 15%. El Dow Jones recuperó un 45% con relación a sus niveles más bajos, tocados en marzo pasado. "Necesitamos un repliegue", agregó el analista. "Pero no hay pánico, más bien una falta de interés por las compras".

"El volumen es moderado, al igual que la amplitud de las tomas de beneficios", subrayó por su parte Peter Cardillo, de Avalon Partners, quien estimó que los inversores se muestran "prudentes" antes de la publicación de una serie de datos económicos esta semana. El mercado espera principalmente, las conclusiones de la reunión de la Reserva Federal estadounidense, que se realizará martes y miércoles. Los analistas buscan una confirmación de que la Fed se mostrará más optimista sobre la situación económica y si dará indicios sobre la estrategia para los próximos meses.

El mercado de obligaciones subió. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años descendió a un 3,771% frente a un 3,854% el viernes por la noche y el de los títulos a 30 años a 4,526%, en contraste con el 4,603%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.