Los inversores no parecen estar muy animados a arriesgarse hoy en el mercado de renta variable estadounidense y es que el dato de déficit comercial del país ha dejado un amargo sabor de boca, sumado a la acritud de las primeras cuentas empresariales del cuarto trimestre fiscal que llevaron al traste las expectativas del mercado. Así pues, los índices despiden las inversiones y caen al inicio de sesión. El Dow Jones cede un 0,35% hasta los 10,626 puntos, el Nasdaq un 0,65% y el S&P 500 un 0,49%.
El mercado ayer estaba pendiente de la compañía que inauguraría la temporada de resultados empresariales: Alcoa. Esta empresa publicó unas pérdidas de 277 millones de dólares en el cuarto trimestre fiscal y, si se decía que la especialista en aluminio avanzaría lo que nos podrían deparar el resto de compañías estadounidenses que desfilarán por la pasarela de cuentas, sin duda, la decepción se apoderó de los inversores. Hoy Alcoa recibe su particular castigo en el NYSE liderando las caídas con un descenso del 8,60%.

Eso sí, como suele ser tónica en los días de hastío empresarial, el billete verde salió vencedor de esta pérdida para las empresa y se fortaleció, acorralando al euro en los 1,45 dólares.

Entre las empresas que están dando qué hablar hoy encontramos a Chevron que hizo un desesperante anuncio: estima que sus ganancias del cuarto trimestre serán inferiores a los anteriores resultados consecuencia de la caída en las ganancias de sus operaciones de marketing y refinación. Tras estas palabras, los accionistas hoy se retiran del valor haciéndolo descender un punto y medio porcentual.

Tampoco parece gustar hoy a los inversores la puja cada vez más fuerte de American Airlines por Japan Air Lines. La aerolínea norteamericana hoy cotiza un 1% abajo.

Nuevamente Cadbury se ha mostrado más reacia que nunca a la oferta de Kraft, lo que ha servido de aliciente a Ferrero y Hersey para acercar posiciones con el fin de realizar una posible oferta por la chocolatera británica. Este martes Cadbury cae un 0,85%, Kraft un 0,15%, mientras que Hersey sube un 1,58%.

En el apartado macro…
Hoy se ha conocido que el déficit comercial de EE.UU. en noviembre aumentó a 36.400 millones de dólares, un 9,7% más que en octubre y superando lo previsto por el mercado como consecuencia del alto precio del petróleo que benefició a las importaciones en contra de las exportaciones. En noviembre las importaciones crecieron un 0,9% frente al aumento del 2,6% de las exportaciones.

Quien sí cuenta hoy beneficios en sus cuentas es la Reserva Federal. La Fed, según la prensa estadounidense, registró una ganancia de aproximadamente 45.000 millones de dólares en 2009, la mayor de su historia.