La bolsa de Estados Unidos ha abierto hoy sus puertas tras varias las jornadas festivas y lo hace con traje verde. Los inversores se animan y ensalzan a los índices que rompen máximos. El Dow Jones sube un 0,05% hasta los 10.525 puntos, el Nasdaq un 0,16% y el S&P 500 un 0, 17% pese a las vacaciones y las caída en las aerolíneas.
El último día que abrió Wall Street se superaron niveles importantes con los que los índices han chocado durante todo el 2009. Así pues, el Dow Jones se agenciaba los 10.520 puntos, el S&P 500 los 1.126 puntos y este lunes vuelven parecen seguir caminando por la senda verde. De cara a final de año el rallye comienza tarde pero las aceleraciones son fuertes.

La jornada amanece en EE.UU. huérfana de datos macro, por lo que las miradas se dirigen al cielo y a las aerolíneas. Tras el susto por el incidente terrorista en un avión de Northwest, los inversores han corrido despavoridos de este tipo de valores haciendo descender un 2,83% a AMR, un 3,40% a Delta Airlines, un 2,79% a US Airways y a United Airlines un 2,67%.

Dejando al margen las aerolíneas, uno de los grandes beneficiados de esta temporada consumista está siendo Amazon. La compañía estadounidense de comercio electrónico registró un aumento del 51% en los pedidos en su día de mayores ventas de estas navidades. Las gangas en la Red se convierten en un aliado para los bolsillos en tiempos de crisis y para Amazon que hoy sube un 2,25% en el NYSE.

Mientras, el dólar también gana fuerza y sigue rozando sus máximos anuales. El cambio del euro se negociaba a 1,4406 dólares y el billete verde se sitúa en los 91,54 yenes.