Las dudas ondean en los ánimos de Wall Street. Las acusaciones de fraude a Goldman Sachs no parecen querer dar tregua a un mercado sensible aún a todo lo que el regular bursátil americano pueda ir dando a conocer. Ni siquiera las cuentas trimestrales de otra de las grandes, Citigroup, dan el empujón que la renta variable necesita, el Dow Jones de Industriales suma tan sólo un 0,07%, el tecnológico Nasdaq pierde un 0,03% mientras el S&P 500 cae un 0,04%. En el mercado de divisas, el euro-dólar se cambiar por 1,3442 unidades mientras el precio del petróleo se sitúa en el entorno de los 86 dólares/barril.
¿Hacia adelante o hacia atrás? Hoy la renta variable al otro lado del Atlántico no lo tiene claro en una jornada en la que las miradas de los inversores no se centrarán en las referencias macroeconómicas sino en los resultados empresariales que hoy vean la luz pero, sobre todo, en el sector financiero. Y no es para menos, desde que se conoció la acusación de fraude que pesa sobre Goldman Sachs y realizada por el regulador bursátil (SEC), los mercados no han hecho más que descender posiciones. Pero en Goldman Sachs no acaba la incertidumbre, la SEC ha anunciado que extiende su investigación de supuesto fraude “subprime” a otras entidades como Deutsche Bank AG, UBS ó Merrill Lynch--Bank of America-.

Un escenario que se presenta más que rojo para el sector financiero. Así, las acciones de Goldman Sachs -que presentará mañana sus resultados del primer trimestre del año- se anotan una caída del 1,81%, mientras Bank of America-Merrill Lynch cede un 0,05%. Del resto del sector, JP Morgan cede un 0,15%, Morgan Stanley cae un 0,72%. Tan sólo Wells Fargo consigue nadar a contracorriente y se anota una subida del 1,11%.

Sin embargo, si hay una compañía protagonista en esta jornada es Citigroup que, tras presentar resultados, consigue anotarse más de un 5% a su cotización. Y es que la entidad financiera obtuvo en el primer trimestre de 2010 un beneficio neto de 4.428 millones de dólares (3.298 millones de euros), un 178% más en comparación con los 1.593 millones de dólares (1.186 millones de euros) que ganó en el mismo periodo de 2009, y lo que supone además su mayor ganancia desde el segundo trimestre de 2007, según ha informado la compañía en un comunicado.

Entre las compañías que también presentan resultados se sitúa el grupo juguetero Hasbro que, tras anunciar que casi triplicó sus ganancias en el primer trimestre de 2010 respecto al año anterior, suma un 1%. Y es que el mercado recoge con optimismo el beneficio neto de 58,9 millones de dólares (44 millones de euros) durante los tres primeros meses del año gracias al impulso de las ventas internacionales.

Y como no es oro todo lo que reluce… Halliburton se sitúa hoy como el patito feo de la sesión después de sacar a la luz la disminución del 45% de su beneficio en el primer trimestre del año –ganó 206 millones de dólares frente a los 378 millones de dólares registrados en 2009-. Unas cuentas que reflejan el mal tono de su negocio internacional pero que sin embargo no terminan de pesar sobre su cotización en bolsa pues consigue ascender un 0,32%.

Por su parte, Eli Lilly se deja más de un 1% tras anunciar una ganancia de1.250 millones de dólares, ó 1,13 dólares por acción, durante el primer trimestre del 2010, una disminución del 5% frente al beneficio de 1.310 millones, ó 1,20 dólares por acción, en el mismo período del año anterior.