Wall Street amanece coloreado de verde, pese a que el déficit comercial haya sido revisado al alza y el precio de las importaciones aumentara. Así pues, el Dow Jones suma un 0,19% posicionándose en los 10.217 puntos, el Nasdaq un 0,33% y el S&P 500 un 0,21% en una jornada en la que los accionistas parecen empeñarse en que la bolsa de Nueva York no pierda los soportes de máximos y rompa hacia abajo.
El déficit comercial de EE.UU. suma y sigue. En septiembre, en comparación con agosto, subió un 18,2% hasta los 36.500 millones de dólares, superando las expectativas del mercado y marcando su nivel máximo en una década. Además, las exportaciones crecieron en septiembre un 2,9%, por encima de las importaciones que subieron un 5,8%.

Relacionado con esto último, como era de esperar dado que el precio del combustible no deja de subir, los precios de las importaciones, consecuentemente, registraron en octubre su séptimo aumento mensual. Frente al mes previo, este indicador ascendió un 0,7%, complicando aún más que las exportaciones superen en precio a las importaciones. Aún así, algunos hacen una lectura más calmante de estas cifras y recuerdan que los precios todavía permanecen un 5,7% por debajo del nivel que marcaban hace un año.

Quizás las noticias que lanzan al aire las empresas son más positivas, sobre todo del lado de los resultados empresariales. Por ejemplo, ayer al cierre del mercado bursátil estadounidense, Disney publicó sus cuentas trimestrales. Entre julio y septiembre la factoría de ficción se embolsó 895 millones de dólares, un 18% más que en el mismo periodo del año anterior. Estas ganancias se vieron impulsadas, sobre todo, debido a los beneficios registrados por fusiones y a la fortaleza de sus canales de televisión ESPN y ABC Family. Como sus creaciones animadas, la acción de Disney sigue llamando la atención y hoy en bolsa trepa un 3%.

También los resultados de Nordstrom se apuntaron un alza parecida a la de Disney. Las sacas de la cadena comercial se engrosaron un 17% más, hasta los 38 millones de dólares, en el tercer trimestre, lo que ha servido a Nordstrom para aumentar sus proyecciones para este año. Pero esta visión positiva de la compañía no parece ser compartida por los accionistas que recogen beneficios haciéndolo descender un 4,78%.

De interrumpir la celebración de buenos resultados empresariales, hoy se ha encargado First Data con el anuncio de un agujero en sus cuentas. La compañía de pagos por Internet perdió 288,9 millones de dólares de julio a septiembre, encadenando con ello tres trimestres de pérdidas.