La bolsa estadounidense amanece con alegría contenida. Los accionistas fijan su mirada en los resultados empresariales y, ante las gratas sorpresas, vuelven al parqué poco a poco para sanar las pérdidas ocasionadas, animados también por la mejora de las proyecciones económicas que la Casa Blanca ha hecho del país. Así pues, el Dow Jones sube un 0,19% hasta los 10.205 puntos, el Nasdaq un 0,07% y el S&P 500 un 0,17% poco después de la apertura de puertas, mientras que el euro gana algo de terreno al dólar y asciende a los 1,3947 dólares, frente a los 1,3930 de ayer por la tarde.
Una jornada más debemos volver la vista a las cuentas empresariales. Ante de la apertura de sesión bursátil, conocíamos las de Hersey, Whirlpool o Dow Chemical. De la primera se puede decir que los beneficios han sorprendido al mercado, ya que durante el cuarto trimestre del 2009 multiplicó por 54 las ganancias registradas en el mismo periodo de un año antes, alejando los recuerdos de la puja fallida por Cadbury. Por su parte, Dow Chemical consigue salir de los números rojos ganando entre septiembre y octubre del año pasado 172 millones de dólares, comparados con las pérdidas de 1.550 millones del 2008. Este martes la farmacéutica, sin embargo, se desinfla un 5,73%. Los resultados que sí han gustado y mucho han sido los de Whirlpool. El mayor fabricante de electrodomésticos del mundo duplicó a finales del 2009 sus ganancias hasta embolsarse 95 millones de dólares, algo que celebran los inversores acudiendo al valor y elevándolo un 6,40%.

Dentro del sector petrolero, Anadarko y Exxon Mobile han desfilado por la pasarela de presentación de resultados. Ayer por la noche Exxon sorprendía con sus ganancias de 6.050 millones de dólares de finales de 2009, un 23% menos que un año antes, sin embargo, sus títulos acababan la sesión del lunes con alzas pues su apuesta por nuevas exploraciones de mayor riesgo. Hoy, la secuela de las subidas de ayer se sigue sintiendo y Exxon asciende un 0,76% en el NYSE. Sin embargo, Anadarko cede un 1,21% tras presentar unas cuentas que se desinflaron un 70% en el cuarto trimestre, según los datos presentados esta tarde. Mientras tanto, el barril de petróleo sube en el Nymex a 75 dólares por la debilidad de la moneda americana.

Dejando de lado la presentación de resultados, hoy Bank of NY Mellon ha hecho pública la adquisición de la filial de PNC Financial Services Group dedicada a las operaciones de procesamiento administrativo para asesores financieros, administradores de fondos y corredores, por un total de 2.310 millones de dólares. Sin duda, este año está siendo uno de los más propicios para las uniones de compañías como vía de escape de la depresión, y el sector bancario no ha sido menos. Los títulos de Bank of NY Mellon caen 0,74 puntos porcentuales y las de PNC un 1,38%.

En el sector del automóvil General Motors poco a poco va deshaciéndose de sus ramas. Este mes se espera que se oficialice la compra de su filial Saab por parte de Spyker Cars por un módico precio de 74 millones de dólares en efectivo que abonaría la adquiriente y 400 millones de euros que aportará el Banco de Inversión Europeo. Aún así, GM se garantiza una participación en Saab de 326 millones de dólares en acciones. GM cede un 0,64% en bolsa.

Hoy caduca el plazo de la OPA de Kraft por Cadbury, por lo que esta tarde se dará una resolución sobre esta operación. Mientras, los títulos de Kraft suben un 0,29% y Cadbury un 0,48%.

En el lado macroeconómico, la Casa Blanca plasmó su convicción de que la economía estadounidense crecerá durante los 6 próximos años por encima del promedio. Obama pronostica una mejora lenta en el mercado laboral, una depuración de las arcas públicas dejando de lado los temores por la inflación que no representa una amenaza, según el máximo mandatario de EE.UU.

Por otra parte, los datos de ventas minoristas publicados hoy han sido peor de lo esperado. Las ventas al por menos cayeron un 1,5% en enero frente al descenso del 1,2% que esperaban los expertos.