El presidente del Bundesbank, Axel Weber, prevé que las tasas de inflación alemanas se vuelvan negativas temporalmente este año, pero no ve riesgo de deflación, dijo un portavoz del banco central. El ministro de Finanzas, Peer Steinbrueck, dijo esta mañana a periodistas que Weber informó al consejo de ministros alemán que veía un riesgo de deflación en el corto plazo. Weber prevé que la tasa de inflación sea de alrededor del 0,5 por ciento en 2010, agregó el portavoz.