La tercera mayor discográfica del mundo, Warner Music Group, perdió 37 millones de dólares (24 millones de euros) al cierre de su segundo trimestre fiscal, que concluyó el pasado 31 de marzo, lo que supone ampliar un 37% las pérdidas registradas en el mismo periodo del año anterior, según ha informado hoy la compañía, que ha anunciado la supresión del dividendo trimestral en un intento de "aumentar la flexibilidad financiera" del grupo.