La sesión reflejó la incertidumbre de los inversores sobre la salud de la economía estadounidense, profundamente afectada por la crisis de los créditos inmobiliarios a riesgo ('subprime').Los tres índices variaron sin cesar entre el verde y el rojo, orientándose al alza solamente en la media hora previa al cierre.Señal de la inestabilidad, el Dow Jones descendió a su nivel más bajo en más de tres meses en sesión, antes de recuperarse. 'El mercado estuvo muy volátil', resumió Mace Blicksilver, analista del gabinete MarbleHead Asset Management. 'El repliegue del petróleo finalmente alentó a los inversores a lanzarse a comprar', agregó.El barril de crudo perdió cerca de 5 dólares el jueves. Esta calma en los mercados petroleros se produce cuando los inversores se inquietan por las consecuencias de la disparada de las cotizaciones de la energía sobre los beneficios de las empresas y el consumo, primer motor del crecimiento estadounidense.En el frente macroeconómico, la actividad industrial de la región de Filadelfia (noreste de EEUU) descendió a -17,1 puntos en junio, contra una baja de solamente 10 puntos prevista.Por el contrario,
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
el índice compuesto de actividad económica en Estados Unidos, que se supone adelanta la evolución de la coyuntura en los próximos seis meses, aumentó 0,1% en mayo, alejando aparentemente la hipótesis de una recesión. 'Sin embargo el crecimiento se mantiene débil a causa de la aceleración de la inflación. Es esta estanflación que preocupa', comentó Peter Cardillo (Avalon Partners).El
mercado obligatorio terminó en baja. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 4,199%, contra 4,154% en la noche del miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,751%, contra 4,730%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.