La Bolsa de Nueva York terminó otra vez a la baja el jueves, por segunda sesión consecutiva, afectada por la caída de los valores tecnológicos y declaraciones pesimistas del presidente de la Reserva Federal sobre la economía estadounidense. El Dow Jones bajó 0,25% hasta los 13.266 puntos, mientras que el Nasdaq cedió un 1,92%. este viernes partirá desde los 2.696 puntos.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 cerró casi estable, en baja de 0,06% (-0,85 punto) a 1.474,77 unidades. Acosada por el ajuste de las condiciones del crédito y por la cascada de malas noticias relacionadas con la crisis de préstamos hipotecarios a riesgo ('subprime'), Wall Street esperaba este jueves una señal del presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, en una audiencia ante el Congreso. Discurso de Bernanke Si bien indicó que la Fed se mantiene atenta al desarrollo de la situación financiera, Bernanke no dio indicaciones sobre una eventual reducción adicional de las tasas, factor que decepcionó al mercado. Por otra parte, trazó un panorama poco alentador de la economía estadounidense, advirtiendo principalmente que el crecimiento podría continuar 'lento' hasta mediados de 2008, mientras que paralelamente el riesgo de inflación aumentó con los precios récord del petróleo y la debilidad del dólar. 'Los inversores querían escuchar que la Fed tomaría las medidas necesarias para evitar el desmoronamiento de las instituciones financieras y calmar la crisis del crédito', explicó Marc Pado, analista de Cantor Fitzgerald. 'La nota de la sesión la dio también la caída de los valores tecnológicos', explicó por su parte Mace Blicksilver, analista de Marblehead Asset Management. Valores tecnológicos Los valores tecnológicos, que representan la mayoría del índice Nasdaq, se hundieron siguiendo la tendencia del fabricante de equipos de telecomunicaciones Cisco (-9,99% a 29,45 dólares). Cisco anunció previsiones de crecimiento 'decepcionantes', estimó Al Goldman, analista de AG Edwards, dejando la planear la duda sobre una posible expansión de la crisis financiera a un sector que hasta ahora se había mantenido al margen, luego de anunciar principalmente una reducción de las órdenes de compra. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó 4,273%, contra 4,334% en la noche del miércoles y el de los títulos a 30 años, a 4,662% contra 4,668%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios