El presidente de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, Ben Bernanke, advirtió este jueves que el crecimiento se mantendría 'lento' en Estados Unidos hasta mediados de 2008, mientras que los riesgos de inflación aumentaron con los precios récord del petróleo y la debilidad del dólar. El presidente de la Fed declaró en su comparecencia ante la Comisión Conjunta de Economía que las materias primas, especialmente el petróleo, suponen riesgos 'importantes' para la perspectiva de inflación y que el 'debilitado' dólar supone otra amenaza adicional.
Bernanke añadió que los recientes incrementos del precio del petróleo y caídas en el precio de la vivienda podrían reducir el crecimiento de la actividad económica. El presidente de la Fed prevé que la economía estadounidense se desacelerará de manera acusada en el cuarto trimestre y que se mantendrá por debajo de su potencial en el primer semestre de 2008. Además prevé que la corrección del sector inmobiliario se intensifique con un alza en los impagos de hipotecas de alto riesgo con tipos de interés variable.