El índice Dow Jones de Industriales subió hoy un 0,39% al final de una sesión muy variable, en la que el sorprendente descenso en julio de las ventas minoristas en Estados Unidos enfrió algo el ánimo inversor que se percibió el día anterior. Eso sí, ayudado por las cifras de de una de las grandes del parqué estadouniudense: Wal-Mart incrementó un 1,4% su beneficio en el segundo trimestre.
Ese indicador bursátil avanzó 36,58 puntos y llegó a 9.398,19 unidades, con lo que marcó un nuevo máximo anual. El selectivo S&P 500 ganó un 0,69% (6,92 enteros) y llegó a 1.012,73 puntos, también la cota más alta en lo que va de año, al tiempo que el mercado tecnológico Nasdaq avanzó un 0,53% (10,63 unidades), para finalizar en 2.009,35 enteros.

La mayoría de los sectores lograron ganancias respecto del día anterior, pero fueron más contundentes en el caso del financiero y de empresas de materiales básicos, que avanzaron un 1,6% y un 2,2%, respectivamente.

Los principales indicadores bursátiles subieron más de un 1% el miércoles, impulsados por una visión algo más optimista de la Reserva Federal acerca de la marcha de la economía.

No obstante, la entidad manifestó ese día que el gasto de los hogares estadounidenses sigue estando constreñido por las pérdidas de empleo y las restricciones de crédito, entre otros factores.

Esa cautela de los consumidores se vio reflejada hoy en los datos de ventas del comercio minorista en el mes pasado, que descendieron el 0,1%, cuando los analistas preveían un alza del 0,8%.

Otros cálculos del Departamento de Trabajo relacionados con el paro en EE.UU. tampoco fueron alentadores, pues mostraron que en la pasada semana se tramitaron 558.000 solicitudes nuevas de ayuda al desempleo, 4.000 peticiones más que en la anterior y una cifra superior a la que se esperaba.

Ánimo comprador de última hora


Con ese escenario de fondo, predominó un ambiente dubitativo en Wall Street durante gran parte de la sesión y sólo se afianzó algo el ánimo comprador en la última hora de contrataciones. Las acciones de Bank of America subieron el 6,72% y lideraron el avance en el Dow, después de conocerse que el multimillonario John Paulson compró 168 millones de acciones de esa entidad durante el segundo trimestre de este año.

También tuvo una jornada boyante el fabricante de aluminio Alcoa, cuyos títulos se revalorizaron el 5,79%, en una jornada en general favorable para las empresas de materias primas, coincidiendo con un debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas.

Las acciones de la cadena de supermercados Walmart, la mayor del mundo de ventas al por menor, subieron el 2,71% y mantuvieron una firme tendencia al alza durante toda la jornada, al conocerse que su beneficio aumentó un 1,4% en el trimestre pasado y superó las expectativas de los analistas, aunque su facturación bajó.

La aseguradora Travelers, con un alza del 2,24%, y la química Dupont, que subió el 2,28%, estuvieron también entre las compañías del Dow que se revalorizaron, junto a Home Depot (1,76%) y JPMorgan (1,63%).

Entre las tecnológicas, Intel avanzó el 1,28%, Microsoft el 0,38% y Cisco un 0,37%, mientras que Yahoo subió el 2,45%, Apple un 1,88% y Google el 0,81%.

Las acciones del banco CIT Group, que trata de evitar una declaración de quiebra y ha suscrito un acuerdo con la Reserva Federal para que supervise sus actividades, se revalorizaron un 13,28% y cerraron a 1,45 dólares.

El barril de petróleo de Texas cerró a 70,52 dólares en el mercado de materias primas, 36 centavos más que el miércoles, aunque eso no fue suficiente para que las acciones de ExxonMobil y de Chevron subieran hoy de valor. Los descensos más agudos entre la docena de empresas del Dow que cerraron en negativo los registraron United Technologies (-1,32%), Caterpillar (-0,86%), McDonald´s (-0,85%) y Coca-Cola (-0,7%). La deuda pública estadounidense a 10 años subía de precio y ofrecía una rentabilidad del 3,6%.