Los mercados americanos lograron cerrar la sesion en positivo gracias a unos pedidos de fábrica mejores de lo esperado así como un alza en las ventas de vehículos de Ford. Datos que se interpretaron como una nueva señal en la recuperación económica del país. Pese a las ligeras subidas, tanto SP500 como Nasdaq alcanzaron máximos de 16 meses

Los índices de acciones estadounidenses S&P 500 y el Nasdaq subieron el martes, porque pedidos a fábricas -mejores a lo esperados- y un alza de las ventas de vehículos en Ford Motor Co se interpretaban como nueva evidencia de una recuperación económica.

No obstante, una fuerte caída de las ventas pendientes de casas, que cayeron en noviembre por primera vez en nueve meses, ahondó la preocupación sobre el mercado de viviendas, limitando las ganancias del mercado en general y provocó que el promedio Dow Jones cayera.

El S&P 500 marcó el martes marcó un nuevo máximo de 15 meses y el Nasdaq alcanzó un máximo de 16 meses. El promedio industrial Dow Jones cayó  un 0,11 por ciento, a 10.572,02 unidades. El índice Standard & Poor's 500 un 0,31 por ciento, a 1.136,52 unidades. El índice Nasdaq Composite subió apenas o un 0,01 por ciento, a 2.308,71 unidades.

Ford protagonista


Las acciones de Ford Motor subieron un 6,6 por ciento a 10,96 dólares, un máximo de cuatro años y medio, después de que dijo que las ventas de diciembre subieron un 33 por ciento, frente al mismo periodo del año anterior, en el cierre de 12 tormentosos meses en los que sus rivales GM y Chrysler cayeron y salieron de la bancarrota.

Las acciones financieras, de energía, materias primas y consumo discresional fueron el mayor impulso para el S&P 500.

El índice de acciones financieras del S&P .lideró la subida general del mercado, con un alza de un 1,6 por ciento, mientras que las acciones de Citigroup ganaron un 4,4 por ciento, a 3,55 dólares.

El papel de mejor desempeño en el Dow fue el de Kraft Foods que subió un 4,9 por ciento a 28,77 dólares, después de que Berkshire Hathaway, del millonario Warren Buffett, dijo que rechazó la propuesta de la empresa para emitir 370 millones de acciones para ayudar a financiera la compra del fabricante de chocolates británico Cadbury.