Después de los fuertes avances alcanzados el mercado neoyorquino se desinfla y comienza la sesión en números rojos. Los inversores no tienen ganas de compras a pesar del buen dato de crecimiento económico –crece un 4,9%- conocido antes de la apertura. Los inversores también conocían antes del toque de campana el mal dato de solicitudes de desempleo –aumentan en 23.000- Además, mantendrán la atención puesta en los datos de consumo personal y en las ventas de viviendas nuevas del mes de octubre. En cuanto a los resultados empresariales Sears ha decepcionado después de anunciar que su beneficio se redujo un 99%. Mientras, el crudo vuelve a dispararse hasta los 93,30 dólares el barril. Con todo ello en los primeros minutos de negocio el Dow Jones cede un 0,32% hasta los 13.248 puntos, el tecnológico Nasdaq recorta un 0,36% hasta los 2.653 puntos, mientras que el S&P 500 pierde un 0,32% hasta los 1.464 puntos.
Jornada cargada de datos macroeconómicos, el más importante el del PIB de EEUU que ha crecido un 4,9% anualizado en el tercer trimestre de 2007. Esta cifra es mucho mejor que el 3,9% del avance que se publicó el 31 de octubre y se ajusta a las previsiones de los analistas. Antes del toque de campana también se conocía el dato de solicitudes de desempleo que ha resultados ser peor de lo esperado. Entre la semana del 18 al 23 de noviembre las solicitudes han subido en 23.000 hasta 352.000. Además los inversores se mantendrán atentos al dato consumo personal del tercer trimestre y a las ventas de viviendas nuevas del mes de octubre. En el mercado de materias primas precio del crudo vuelve a subir hasta los 93,30 dólares el barril, después de la ruptura de un oleoducto en Canadá. Por el lado empresarial Sears Holdings (-14,03%) ha decepcionado. La compañía ha anunciado que en el tercer trimestre del año su beneficio se redujo en un 99%, lo que ha llevado a la propia Sears Holdings a calificar estas cuentas de muy decepcionantes. Warner Music Group también ha rendido cuentas. La compañía registró una ganancia neta de 5 millones de dólares -3 centavos por acción- durante el cuarto trimestre fiscal concluido al 30 de septiembre, un descenso del 58% frente al beneficio de 12 millones de dólares del mismo período del año fiscal 2006. La firma atribuyó estos datos a las débiles ventas internacionales. Gráfico Dow Jones