El mercado americano afronta en positivo la semana en que los políticos tendrán que renegociar el fiscal cliff. Además, parece que los inversores se dejan contagiar por el ánimo comprador que llega de Europa, concretamente, de Italia, donde se da por vencedor de los comicios presidenciales –sin realizar aún el recuentos de votos- a Pier Luigi Bersani. Así todo, el Dow Jones sube un 0,28% hasta los 14.040, el Nasdaq un 0,54% y el S&P 500 un 0,45%. En el mercado de divisas, el euro-dólar recupera los 1,328 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas sube a 93,74 dólares.

Esta misma semana republicanos y demócratas se verán de nuevo las caras para negociar una solución y evitar que EEUU caiga por el precipicio fiscal. Los mercados no parecen tener mucho miedo. Se nota algo de ‘ruido’ en la renta variable estadounidenses ante este hecho, pero nada comparable con la preocupación que produjo a finales del 2012.

Mientras tanto, los inversores miran a Japón, donde el primer ministro Shinzo Abe está a punto de nombrar como nuevo presidente del Banco de Japón a un claro defensor de la flexibilización monetaria agresiva. Con estas previsiones, el yen cayó a su punto más bajo frente al dólar desde mayo de 2010. Esto promete echar más leña al fuego de la guerra de divisas.

Tampoco apartan la mirada de Europa, donde este lunes se conocerán los resultados de las elecciones italianas. Las encuestas dan por buena una coalición de centro-izquierda entre Pier Luigi Bersani y Mario Monti, contra la fuerza anti-europeísta del tres veces primer ministro Silvio Berlusconi y el ex-comediante Grillo Beppe, que lidera un movimiento anti-establishment. Los mercados podrían reaccionar mal si Berlusconi, quien se ha comprometido a deshacer algunas de las medidas de austeridad, o Gillo, vencieran finalmente, ya que aumentarían las dudas sobre el futuro del euro. A la espera de los recuentos, las bolsas europeas, especialmente la italiana, se disparan dando por vencedor a Bersani.

Moody's ha despojado al Reino Unido de su calificación crediticia AAA. Decisión que ha justificado por la deuda y las perspectivas de crecimiento tibia. La libra esterlina cayó frente al dólar y el euro en la jornada del lunes. Y un indicador clave de dinamismo, la fabricación china, cayó inesperadamente.

En el plano empresarial, las acciones de Barnes & Noble se disparan un 7,25% después de que el Presidente Leonard Riggio dijera que planea comprar las operaciones comerciales de la compañía, dejando el segmento de libros electrónicos Nook como una compañía separada. El precio no se dio a conocer en su presentación ante la Comisión de Bolsa y Valores.

Lowe's reportó caídas de ventas y ganancias, aunque ambos resultados fueron ligeramente mejores que las previsiones y la compañía anunció una recompra de acciones por valor de 5 mil millones de dólares. Las acciones pierden un 0,80%.

La empresa estadounidense de alquiler de vehículos Hertz cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto atribuido de 243,1 millones de dólares (185,5 millones de euros al cambio actual), lo que supone un aumento del 37,9% respecto a los datos del año anterior. Sus títulos se disparan un 6,51% rozando los 20 dólares.

Otros resultados que se conocerán a lo largo de la semana son los de Home Depot , Macy y Groupon.

El juicio civil contra la compañía British Petroleum (BP) por la mayor catástrofe ecológica en la historia de EEUU que derivó de la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon en 2010 tendrá inicio hoy en Nuevo Orleans. Las acciones de la petrolera británica pierden un 1,39% de valor en la NYSE.

Parece que a los inversores de General Motors no les entusiasma la intención de que la compañía vaya a equipar a todos sus vehículos con conexión Wi-Fi a Internet de alta velocidad a partir de 2014. Los títulos de GM ceden un 0,83%.