Los inversores parecen acostumbrarse al argumento de la Fed acerca de que “la economía estadounidense muestra señales generalizadas de una desaceleración en relación a períodos anteriores”, y se consuelan con las buenas noticias que llegan del mercado laboral. Hoy se han conocido las solicitudes semanales de beneficios por desempleo, las cuales se redujeron en 21.000, por encima de lo esperado. En concreto, 451.000 personas solicitaron ayuda por paro.

Con la intención de seguir por la buena senda laboral, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, afirmó que “la principal prioridad es que el Congreso apruebe esta serie de alivios tributarios muy importantes para las pequeñas empresas, para que puedan comenzar nuevamente a contratar gente y ser una vez más el motor de la creación de empleo en este país”.

También se ha conocido hoy que el déficit comercial de EE.UU. se redujo en julio a 42.780 millones de dólares, lo que representa una contracción del 14%, la mayor de los últimos 17 meses.

En el apartado empresarial…
McDonald’s sigue sin apreciar la crisis. Su negocio de comida rápida sigue viento en popa y sus ventas en restaurantes aumentaron en agosto un 4,9%. A pesar de los descensos hoy del 2,84% en el NYSE, la acción lleva en lo que va de año un 22% de subida.

Goldman Sachs pagará una multa de 20 millones de libras esterlinas (31 millones de euros) tras ser acusado de fraude por el regulador británico. GS sube un 1,67% en la bolsa estadounidense.