La bolsa neoyorquina apunta al positivo en una jornada muy volátil para la referencia que ahora mismo está juego: Europa. Los futuros de Wall Street apuntan a una apertura al alza ante la falta de referencias macroeconómicas y a pesar del temor que se ha despertado en las bolsas asiáticas tras conocer la muerte del dictador norcoreano Kim Jong-Il. El par euro/dólar se mantiene constante en el 1,30.

Wall Street sube tímidamente con un ojo puesto sobre el futuro de Corea del Norte después de que la televisión nacional del país diera a conocer esta madrugada la noticia del fallecimiento de su mandatario, Kim Jong-Il, dictador comunista que ha elevado a su nación a la máxima potencia de amenaza nuclear, entre otros países, para Estados Unidos.

A falta de conocer cuáles serán las decisiones de su sucesor, los futuros del mercado americano suben en el caso del S&P 500 6,4 puntos, 13 puntos si hablamos del tecnológico Nasdaq y 50 puntos los futuros del Dow Jones de industriales.

Mientras tanto, Europa repunta pasada ya la media sesión y lo hace, además, de manera considerable. El Ibex 35, por ejemplo, rebota por encima del 1,5% y se coloca en los 8.320 puntos. Idéntica situación la que se vive en las principales europeas donde París y Fráncfort suben alrededor del punto porcentual.

La Prensa estadounidense destaca hoy la compra de parte de la compañía puntera y tecnológica Twitter por parte del multimillonario príncipe saudí Alwaleed bin Talal por valor de 300 millones de dólares.

All Nippon Airways, la primera operadora de Boeing, ha retrasado la puesta en marcha del servicio Dreamliner en algunas de sus rutas debido precisamente a la tardanza en la recepción de otros aviones.

En el apartado macroeconómico, los inversores estarán hoy pendientes del dato de construcción elaborado por la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas correspondiente al mes de diciembre y para el que los analistas consultados por la agencia Reuters esperan que se mantenga estable en los 20 puntos.