Las bolsas neoyorquinas podrían comenzar la semana con buen pie, después de que la Reserva Federal optase la semana pasada por dar un balón de oxígeno a los mercados rebajando por sorpresa y en 50 puntos básicos hasta el 5,25% su tipo de descuento, el tipo al que el banco central presta a otras entidades.
Según IG Index, el DJIA podría abrir hoy con un avance de 45 puntos, que se añadirían a los 233,30 que ganó el pasado viernes, cuando cerró en 13.079,10. Hasta el viernes, la Fed se había resistido a rebajar sus tipos pese a varias semanas de gran volatilidad en la renta variable y había preferido realizar inyecciones de liquidez en el sistema bancario que casi alcanzaron los 120.000 millones de dólares. El alcance de esta acción de la Fed será estudiado por los economistas en una semana parca en datos macroeconómicos, por si pudiera reflejarse también en los 'Fed Funds', el tipo por el cual los bancos se prestan entre ellos, y que está fijado actualmente en el 5,25%. En lo que respecta a otros mercados, en el de petróleo los precios bajaban a medida que disminuyen las probabilidades de que el huracán Dean dañe las instalaciones petrolíferas del Golfo de México, y en el de divisas hay mucho volumen en la paridad dólar yen con una vuelta a los 'carry trades' tras la decisión de la Fed. El recorte en el tipo de descuento también ayudaba al oro, cuya cotización sufrió la semana pasada los recortes en los mercados de acciones, ya que los fondos han liquidado sus posiciones en materias primas para cubrir las pérdidas generadas en otros departamentos de sus carteras, como por ejemplo en renta variable. En cuanto a las empresas, el Nasdaq Stock Market estará otra vez en el candelero después de que su consejo de administración autorizase el estudio de alternativas de desinvertir su participación aproximada del 31% (61,3 millones de acciones) en el operador británico London Stock Exchange Group PLC (LSE). También centrará atención Countrywide Financial Corp al publicar The Wall Street Journal que el primer grupo estadounidenses de préstamos hipotecarios está comenzando a efectuar despidos para controlar costes en un esfuerzo por capear el temporal que vive el mercado del crédito. Los despidos se producirán en la filial Full Spectrum Lending, que se ocupa de las hipotecas tipo 'Alt-A', a medio camino entre las 'subrime' y las 'prime' y que se caracterizan por que a menudo los receptores de las mismas no documentan suficientemente sus ingresos.