El mercado neoyorquino abre con buena cara la sesión de hoy a pesar de conocerse que los precios de la vivienda en las 10 mayores ciudades de EE UU cayeron al nivel más rápido de los últimos 16 años, de acuerdo con el índice Standard & Poors publicado hoy. Tampoco ayuda en exceso el mal dato de confianza del consumidor americano, peor de los previsto. Avances de la renta variable estadounidense, eso sí, refrendados por el dato positivo en el rendimiento de los bonos que se mantiene en el 5,8% y por la caída del petróleo que cotiza en los 68,85 dólares.
El Dow Jones recupera 0,23% hasta los 13.382 puntos, el S&P500 suma un 0,34% hasta los 1.502,42 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq camina con alzas del 0,41% hasta los 2.587puntos. Según José Luis Martínez Campuzano, Estratega Jefe de Citigroup, a los inversores “les falta información para poder calibrar el mercado”, esto hace que haya “miedo por las hipotecas del alto riesgo, el sector inmobiliario y la debilidad en el sector residencial entre otros.” Poco después de la apertura, se conoció que la confianza del consumidor estadounidense perdió fuerza en junio según el índice elaborado por el centro de estudios Conference Board, que descendió hasta los 103,9 puntos, desde los 108,5 enteros revisados a la baja del mes precedente. Los analistas esperaban una caída menor, hasta los 105,5 enteros. También se conoció que las ventas de viviendas nuevas cayeron un 1,6% en mayo. El consenso de los analistas había pronosticado un descenso mensual del 5,9%, tras un aumento del 12,5% revisado a la baja del mes anterior y una cifra de 925.000 unidades. A juicio de Campuzano estos datos pueden ser negativos pero “no afectarán mucho al mercado”. La recomendación del experto es “picotear un poco”, por ejemplo en “telecom, utilities y tecnológicas”, aunque alerta de que en los próximos dos meses se dará un panorama de “indefinición en el mercado”. Gráfico Dow Jones