De nuevo Wall Street vuelve a dominar a Europa. La apertura en positivo de la que han disfrutado los mercados americanos – con avances del 0,7% en el Dow Jones y del 0,8% en el SP 500- ha dado la vuelta a las plazas europeas a los pocos minutos de cerrar sus puertas. El mercado español ha sellado la sesión con un alza del 0,27% hasta los 15.814 puntos. El incremento de participación que ha tomado su presidente, Rafael del Pino ha coronado a Ferrovial como vencedora de la sesión mientras que Gamesa recibe el abucheo con pérdidas del 4,56%.
Un proverbio muy famoso en economía es que cuando Estados Unidos tose, Europa se constipa. Pero alegra saber que también se cumple a la inversa, o al menos es lo que ha sucedido hoy. La apertura alcista de los indicadores americanos ha sido el detonador que ha dado la vuelta a las plazas europeas y ha conseguido que la mayoría de ellas hayan cerrado en terreno positivo. Así el Ibex 35 cierra en los 15.817 puntos. Las plazas europeas del viejo continente ha conseguido los números verdes al cierre y el FTSE-100 ha sido la más beneficiada al subir un 0,39%. De cerca le sigue el Eurostoxx 50 que ha conseguido superar el 0,2% de subida mientras que el CAC-40 se mueve en torno al 0,09% de subida. El DAX alemán ha sido el único índice que no ha logrado pasar al terreno de la victoria y ha quedado penalizado con un 0,39% de caída. Todo ello bañado en un entorno alcista del euro y de encarecimiento del petróleo que ha llevado a la AIE a rebajar sus previsiones pues los niveles actuales comienzan a pesar sobre la economía mundial.