El mercado estadounidense se prepara para una apertura de semana en color mixto. Mezcla de sentimientos positivos, que vienen del progreso en las negociaciones del Fiscal Cliff y las esperanzas de nuevas medidas de estímulo en Japón, y negativo, por las caídas de las tecnológicas. El S&P 500 sube un 0,21% y el Dow Jones un 0,15%, mientras que el Nasdaq cede un 0,17%, arrastrado principalmente por Apple.

Wall Street cotiza en color mixto mientras los legisladores en el Congreso permanecerá cerrando las negociaciones sobre el Fiscal Cliff para evitar los aumentos de impuestos y recortes de gastos programados para arrancar automáticamente el 1 de enero. Mientras que muchos esperan un compromiso de última hora, el fin de semana John Boehner, miembro de la Cámara de Representantes, declaró que se ha propuesto a Obama elevar los impuestos a los que ganan por lo menos 1 millón de dólares. La Casa Blanca valoró esta propuesta como insuficientemente, pero describió la oferta como "progreso".

Antes de la apertura del mercado el lunes la Reserva Federal de Nueva York dará a conocer su encuesta manufacturera mensual.

Las acciones estadounidenses cerraron a la baja el viernes por su preocupación porque la paralización económica eclipse los signos de mejoría globales. Hoy el índice tecnológico Nasdaq se desmarca y cotiza en negativo arrastrado por Qualcom (1,99%), Broadcom (1,92%), Google (0,44%) y Apple (1,42%). Las acciones de la compañía de la manzanita sigue acumulando descensos tras las caídas de la semana pasada y cotiza en los 509 dólares, su nivel más bajo desde febrero, ante la incertidumbre de las ventas navideñas del iPhone 5. (Lectura recomendada: "Apple: ¿preparados para hincar de nuevo el diente a la manzana?". Apple hoy recibe una recomendación de compra por parte de Morgan Stanley. Esta casa fija su precio objetivo en 714 dólares, mientras que a los niveles actuales de cotización no observan riesgos bajistas que, en el peor de los casos, llevarían a la acción a los 495 dólares, consideran. Sin duda, hay mucho más que ganar (40,27%), que perder (-2,1%).

Los mercados asiáticos cerraron mixtos, con el índice japonés Nikkei subiendo después de la victoria aplastante del Partido Liberal Demócrata en las elecciones parlamentarias. Shinzo Abe se convierte en primer ministro y ya ha mostrado su compromiso a llevar a cabo estímulos monetarios y fiscales para rescatar a la tercera mayor economía del mundo de la recesión.

En el mercado de divisas, el euro-dólar sube hasta los 1,3161 dólares.
En el mercado de materias primas, la onza de oro desciende un 0,17%, hasta los 1.693 dólares.