Los índices de Wall Street cotizan con indecisión en la preapertura. Tímidos movimientos al alza que llevan al Dow Jones a subir un 0.31% mientras que el S&P500 cede un 0.13%. Tendencia que espera los mensajes del secretario del tesoro, Timothy Geithner y Paul Volcker, sobre la regulación de los bancos.
En el apartado macro, el mercado tendrá que esperar a que de comienzo la sesión regular para conocer las cifras de casas pendientes de venta del mes de diciembre. Sobre esa hora, el secretario del Tesoro, Tim Geithner, testificará ante el Comité Financiero del Senado para explicar los presupuestos. Mientras los futuros del petróleo se mueven al alza hasta los 75 dólares ante los retrocesos experimentados por la divisa estadounidense.

El sector financiero se muestra revuelto ante la expectación que hay puesta en la comparecencia de Paul Volcker, asesor económico de Obama y ex presidente de la Reserva Federal. Según algunos medios, el funcionario incidirá en la necesidad de aumentar la regulación de los bancos estadounidenses. A la espera de estas declaraciones, las acciones de Citigroup aguardan con un ligero avance del 0,11%, mientras que las de Bank of America y JP Morgan lo hacen en un 0,13% y un 0,35%, respectivamente.

Las cifras empresariales de algunas compañías también volverán a ser decisivos en los movimientos del parqué. De momento, los inversores se apoyan en lo sorprendentes resultados de UPS y Lexmark. Esta última ha anunciado que su beneficio del cuarto trimestre se ha incrementado hasta los 59,8 millones de dólares frente a los 18,1 millones de dólares del mismo período del año anterior. Los títulos de Lexmark se desbocan un 11,16%.

También con tono positivo, la empresa de mensajería despidió el cuarto trimestre con un beneficio de 757 millones de dólares, más del doble de los 254 millones obtenidos en el mismo periodo del año anterior. La cotización de UPS muestra avances del 1,51%.

Con suculentas ganancias se posiciona Barnes & Noble después de que el multimillonario Ron Burkle sugiriese que desea poseer más de un tercio de la compañía. Las acciones de la cadena de libros se disparan en la preapertura un 18%.