El mercado americano abre sus puertas y lo hace en números rojos. Una caída del 0.34% que lleva al Dow Jones a los 10.261 puntos. El S&P500 retrocede algo más de medio punto porcentual mientras que el Nasdaq cede un 0.39% hasta los 2.182 puntos.