La Bolsa de Nueva York cerró a la baja el lunes, afectada por los decepcionantes resultados presentados por el banco Wachovia, que neutralizaron cifras de ventas minoristas en marzo mejores que lo esperado. El Dow Jones perdió 0,19% y el Nasdaq 0,63%. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) bajó 23,36 puntos a 12.302,06 unidades y el índice de alto componente tecnológico Nasdaq descendió 14,42 puntos a 2.275,82 unidades, según cifras definitivas de cierre. El índice ampliado Standard and Poor's 500 por su parte bajó 4,51 puntos a 1.328,32 unidades (-0,34%).
Salvo una breve incursión en el verde impulsada por grupos energéticos, Wall Street evolucionó durante la mayor parte de la sesión en el rojo, al estar los inversores a la espera de la cascada de resultados trimestrales de las empresas, que comienza el martes. El banco Wachovia sorprendió a los inversores el lunes, anunciando pérdidas por 350 millones de dólares en el primer trimestre y reduciendo a la mitad su dividendo trimestral. Wachovia también lanzó un llamado al mercado para captar 7.000 millones de dólares, en momentos en que los grandes bancos, víctimas de los créditos a riesgo 'subprime', como JPMorgan, Citigroup y Merrill Lynch, deben anunciar sus resultados a partir del miércoles. 'Si lo peor de la crisis ya pasó, cómo es que un banco importante como Wachovia reduce su dividendo para preservar sus fondos propios?', se preguntó Patrick J. O'Hare, analista de Briefing.com. Según el analista, los resultados de Wachovia indican 'claramente que sería un error pensar que el final del tunel está cerca'. En consecuencia, los inversores dudaron en lanzarse a comprar, pese a ventas minoristas mejores que lo previsto en marzo, según Peter Cardillo, analista del gabinete Avalon Partners. Las ventas minoristas aumentaron 0,2% en marzo, cuando los analistas preveían solamente un alza de 0,1%. Las ventas minoristas eran muy esperadas en un contexto de crecientes temores de recesión, porque el consumo representa dos tercios del crecimiento estadounidense. El mercado obligatorio terminó en baja. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 3,503%, contra 3,471% el viernes, y el de los títulos a 30 años a 4,341%, contra 4,302%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.